404 Not Found

404 Not Found


nginx

Lunes 30.11.2020 - 20:25

Embarca Muse a los mexicanos en un futurista y cósmico viaje musical

Embarca Muse a los mexicanos en un futurista y cósmico viaje musical
Por:

Sonidos futuristas de sintetizadores ochenteros con aire de suspenso resonaban en el Foro Sol, acompañados de brillantes luces azules, moradas y rosas; la melodía acompañada de riffs distorsionados de guitarra marcaban que pronto saldría al escenario Muse, estridente banda inglesa liderada por Matt Bellamy, y con Dominic Howard en la batería y Christopher Wolstenholme, en el bajo.

En punto de las 21:25 los británicos salieron de la penumbra para arrancar con la primera presentación en el país de su Simulation Theory World Tour, un monumental espectáculo donde una docena de individuos cubiertos con luces de neón interpretaron, como si fuesen una banda de guerra futurista, el intro sinfónico de "Algorithm", en versión "realidad alterna", del álbum que da nombre a la gira.

Te puede interesar: Plácido Domingo renuncia a la Ópera de Los Ángeles

La proyección de la cabeza de un esqueleto cyborg, seguido de luces verde fosfórico dio pie a "Pressure". Los enérgicos gritos de los fanáticos retumban al igual que las potentes percusiones de Howard en los alrededores del recinto. ¡Buenas noches México!, exclamó Bellamy, antes de iniciar los riffs de "Psycho", de su álbum Drones, de 2015.

[caption id="attachment_1021894" align="alignnone" width="696"] Foto OCESA: César Vicuña[/caption]

La icónica batería de "Uprising" puso a aplaudir a los asistentes al ritmo de su beat. "They will not force us / they will stop degrading us / they will not control us, we will be victorious", coreaban a todo pulmón los adeptos de los ingleses, quienes, al terminar la canción, fueron envueltos por la penumbra. Cegadoras luces amarillas y blancas, y ocho bailarinas enfundadas en trajes negros de espionaje, armadas con lanzahumos, fueron el preludio para "Propaganda".

Rasgueos distorsionados en la guitarra de Bellamy iniciaron la icónica "Plug In Baby", de su disco Origin of symmetry, de 2001. "My plug in baby / In unbroken virgin realities / is tired of living" cantaban los fanáticos en éxtasis. Matt Bellamy entonó "Pray", seguido de la melódica y nostálgica  "The Dark Side"; el coro "break me out / break me out / set me free", acompañado del emotivo solo de guitarra, penetró la conciencia de los presentes.

[caption id="attachment_1021891" align="alignnone" width="696"] Foto OCESA: César Vicuña[/caption]

Los aclamos del público y una sinfonía eléctrica y de sintetizadores fueron seguidos por la bailable "Supermassive black hole", de Black holes and revelations, que fue seguida por la poderosa "Thought Contagion", cuya conclusión fue marcada por un breve duelo solístico entre Bellamy y Wolstenholme. Siguieron los temas "Hysteria", cuyo coro "I want it now / give me your heart and your soul”, fue entonado al unísono en el foro; después, la galáctica "The 2nd Law: Unsustainable".

Bellamy pidió a sus seguidores que alzaran sus teléfonos con la lámpara encendida y cantaran junto a él "Dig Down", en versión acústica gospel, para así darles un pequeño break y hacer del concierto un show más íntimo. Tras los coros angelicales siguieron la romántica "Madness" y la melódica "Mercy", en la cual explosiones de papeles metálicos bañaron al los cercanos al escenario.

[caption id="attachment_1021890" align="alignnone" width="696"] Foto OCESA: César Vicuña[/caption]

La explosiva "Time Is Running Out" resonó con su emotivo coro: "our time is running out / and our time is running out / you can't push it underground / we can't stop it screaming out". Le siguieron "Take a Bow", la cual Bellamy cantó sosteniendo, al inicio, un cráneo de cristal en la mano; y la armónica "Starlight"; "our hopes and expectations, black holes and revelations", coreaban los presentes, al ritmo del choque de sus palmas.

Los sintetizadores ochenteros cyberpunk de la versión original de "Algorithm" anunciaban la inminente conclusión del cósmico concierto. La penumbra volvió al escenario, pero fue interrumpida por una monumental esqueleto cyborg que comenzó a arrastrarse del fondo del escenario para intentar escapar de su prisión cibernética, mientras el trío lo combatía con ráfagas incesantes de fragmentos de las canciones "Stockholm Syndrome", "Assassin", "Reapers" y  "New Born".

[caption id="attachment_1021895" align="alignnone" width="696"] Foto OCESA: César Vicuña[/caption]

Tras el último acorde, la oscuridad reinó de nuevo, pero ahora una tonada western espacial resonó en el recinto: la legendaria "Knights of Cydonia", lanzada en 2006, fue el himno con el que los británicos concluyeron su explosiva presentación. "México we love you, ¡muchas gracias!" Exclamó Bellamy, antes de salir del escenario y bajar el telón.