Viernes 10.07.2020 - 10:34

Estudios desdenan a Salma, pero le vale

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Fotos Especial

Aunque los estudios de Hollywood ya no llamen tanto a Salma Hayek para nuevos proyectos; sin embargo a la actriz y productora de Coatzacalcos, Veracruz, “no le importa”, ya que se ha mantenido ocupada tanto en premiaciones benéficas, proyectos y en su vida personal.

“Creo que no me quieren pero en realidad no me importa”, dijo en conferencia de prensa al presentar El Profeta (1923), adaptación animada de un texto de reflexiones del escritor libanés Kahlil Gibran, de 1923, en la cual produjo y prestó su voz.

Sin embargo, el caso de la filmografía de la actriz de acuerdo con Gerardo Salcedo, director de Programación del Festival de Cine de Guadalajara “es muy revelador. Si bien algunas películas relevantes, muchas de las empresas en las que Salma se involucra tienden a ser productos bastante convencionales. Tengo la impresión de que su gran trabajo es Frida; y, en esa medida hoy ella está buscando nuevos horizontes a través del cine europeo”, comentó a La Razón.

Para el especialista, la jarocha refuerza muchos arquetipos femeninos y su mayor potencial es cuando decide impulsar el proyecto cinematográfico y que toma papeles menos convencionales.

También explica el crítico que es muy pronto para saber que será de la filmografía de Hayek: “aún hay que esperar cómo se desarrollará su carrera y si algún día decide regresar al cine mexicano”.

Mientras tanto la actriz, reconoce que ha estado recibiendo premios de distintos lugares por el trabajo humanitario y en muchas películas. Sólo en lo que va del año en su lista de protagónicos están la producción canadiense Septembers of Shiraz, las italianas Tale of Tales y Everly, las estadounidenses por estrenarse El Profeta y How to Make Love Like an Englishman. La última es una comedia dirigida por Tom Vaughman.

La nominada al Oscar en 2003 recibió en abril el premio exclusivo para mujeres influyentes y solidarias de la revista Woman, de manos de la reina Letizia, por su trabajo en la fundación Chime for Change, por la campaña global para el empoderamiento de las mujeres.

Se ha dedicado a pasar tiempo con su esposo, el magnate francés François-Henri Pinault, en diversos lugares y como la nominada al BAFTA, expresó: “He estado ocupada con la vida”.