Miércoles 21.10.2020 - 13:48

Fórmula 1 y bendición papal buscan borrar Ben Hur de Heston

Fórmula 1 y bendición papal buscan borrar Ben Hur de Heston
Por:

Cada Semana Santa en la televisión mexicana aparece Charlton Heston en dos versiones: barbado y enfundado en una túnica roja en Los diez mandamientos y subido en una cuadriga alentando a latigazos a los caballos en Ben Hur, dos imágenes que han permanecido inamovibles en la mente de las personas por casi 60 años… pero este 2016 resurge la historia del príncipe convertido a esclavo en un filme cargado de acción y enmarcado por una bendición papal que aseguran sus realizadores borrará al clásico del cine religioso.

“Cuando la gente vea nuestra película va a dejar de hablar de la de los años 50, es una cinta para las nuevas generaciones y estamos muy emocionados de contarla”, dijo Roma Downey, en su intento por desaparecer la versión por la que en 1960 Heston ganó su único Oscar por actuación, el otro lo obtuvo por su labor humanitaria en 1977.

La Nascar y la Fórmula 1, fueron algunos de los elementos novedosos para esta película que emocionará a los millennials, quienes —asegura la productora— desconocen al personaje. Los autos fueron los que proporcionaron la inspiración para filmar las carreras de cuadrigas en las que Judah Ben Hur, interpretado por el británico Jack Huston, trata de ganar la vida honrada que le fue arrebata por la traición de su amigo Messalla (Toby Kebbell).

“El director Timur Bekmambetov estudió la manera de conducir en las carreras de Nascar, la Fórmula 1, para tratar de entender cómo se sentiría estar ahí, así que en la carrera hubo cámaras GoPro en las ruedas de los carros, en todas partes, entre las orejas de los caballos... todo para crear la experiencia de que el público está en la carrera y es muy efectivo”, señaló Roma Downey, en la conferencia de prensa previa al estreno mundial del filme en el que también participó Morgan Freeman como el entrenador de caballos Ildarim.

Aunque esos elementos modernos, al parecer, contradicen el discurso central de la historia escrita en el siglo XIX por Lewis Wallace que exaltaba el origen del cristianismo, en realidad están más cercanos a los valores de éste, pues los protagonistas aseguran que el Ben Hur de 2016 es “una película sobre la redención y no sobre la venganza, eje en el que sí giraba la de 1959”, destacó Huston, quien a diferencia de Heston—que ya había rodado Los diez mandamientos y El mayor espectáculo del mundo— sus trabajos relevantes antes de la filmación de Ben Hur, incluyen participaciones en películas como American Hustle, de David O Rusell, Crepúsculo, ¡Hail Cesar!, de los hermanos Coen y Orgullo y prejuicio zombie.

Rodrigo Santoro fue el encargado de encarnar a Jesús de Nazaret, quien le da agua a Ben Hur y cambia su destino de esclavo, “empecé un proceso de investigación por todos lados: literatura, películas, evangelios, pero después me di cuenta que el punto común de todos eso era muy simple, claro: el corazón de Jesús”.

El actor relató que durante el rodaje de la cinta, Downey los llevó a escuchar al papa Francisco en Roma, “eso fue algo sublime, fueron ocho segundos que parecieron una eternidad, no fue nada programado. Junto a mí había una mujer que sufría mucho, gritaba y tenía mucha intensidad; yo estaba en el papel traía el pelo y la barba, el papa se acercó a la señora y también me concedió una bendición, y fue un momento especialmente simbólico para mí”, expresó el brasileño.

“La coincidencia es el camino de Dios”, concluyó la productora, que se sabe es una ferviente católica.

click para ver gráfico