Frozen II y cómo madurar una historia

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
En la secuela de Frozen también participan Elsa, Anna, Kristoff, el reno Sven y muñeco de nieve Olaf. Foto: Especial

Frozen II es dirigida por los mismos Jennifer Lee y Chris Buck; también un claro ejemplo de lo que sucede cuando la secuela de una estupenda película de animación, se planea y realiza con cuidado, tomando el tiempo necesario -cerca de seis años- para madurar el concepto sin perder la esencia del mismo.

Y es que si bien Frozen II no supera el encanto y mucho menos la frescura de la primera entrega, sí se coloca a su altura, tanto con su impecable manufactura como con la claridad de su desarrollo, pero sobre todo porque no busca sorprender al público con giros inesperados, sino dar continuidad a las lineas argumentales para ofrecer una historia además de entretenida y divertida, un tanto más compleja.

Contenido relacionado: Cine mexicano rompe récord histórico en estrenos.

Está vez el viaje de Elsa, Anna, Kristoff, el reno Sven y muñeco de nieve Olaf -quién protagoniza fugaces pero memorables momentos de reflexión-, nos lleva a las profundidades del misterioso bosque encantado.

Ofrece pasajes repletos de magia, en donde el pasado se reconcilia con el presente para encontrar el sentido del autodescubrimiento, la naturaleza de la decepción, así como la importancia de aceptarse, dando lucidez a la búsqueda de construir un futuro.

La trama llega a ser predecible, pero se sostiene sobre líneas argumentales fuertes que unen y separan en el momento indicado a los personajes, manteniendo el espíritu de aventura.

Es cierto que las canciones ya no tienen la misma potencia, pero ahora ofrecen más matices, incluso algunos un tanto más oscuros, que reflejan el contraste del producto final, al integrar secuencias mucho más íntimas, entre la espectacularidad visual que vuelve a lucir un impresionante detalle en el acabado.

Así pues, Frozen II no se pone por encima de su predecesora ni mucho menos, simple y sencillamente por que ni siquiera lo pretende, pero se válida por que la enriquece y resulta una buena opción en la cartelera.

Contenido que te puede interesar:

https://www.razon.com.mx/cultura/un-tuit-puede-cambiar-la-vida-para-bien-o-mal-ana-maria-olabuenaga/

Compartir