404 Not Found

404 Not Found


nginx

Viernes 4.12.2020 - 20:41

Inhumans se verá antes en pantalla grande, pero...

<em>Inhumans</em> se verá antes en pantalla grande, pero...
Por:

Hace algunos años, cuando se anunciaron un puñado de proyectos relacionados con el universo Marvel —incluidos Black Panther, Ant Man y Dr. Strange—, sin duda el más interesante era Inhumans. Un concepto con grandes posibilidades, no sólo debido a la complejidad de sus historias, escritas por supuesto por el legendario Stan Lee, si no por la inigualable propuesta visual realizada por Jack Kirby, co-creador de estos y muchos de los más grandes superhéroes de la compañía —dígase Hulk, Thor, Silver Surfer, Avengers— que aquí encontró uno de los puntos más altos de su carrera.

Por desgracia el proyecto comenzó a sufrir retrasos y a modificar sus objetivos, hasta terminar convirtiéndose en una serie de televisión, lo cual podría haber sido una estupenda idea —tomando en cuenta que se viven los años de mayor éxito para este tipo de producciones—, si no fuera por qué cayó en las manos creativas equivocadas.

Al menos eso es lo que ha quedado claro, con los dos primeras episodios —grabados en su totalidad con cámaras IMAX— que este fin de semana llegan a los cines de nuestro país, como preludio a lo que se podrá ver en la pantalla chica.

Y es que la versión dirigida por el holandés Roel Reiné —Death Race 2— sobre la historia de esta raza cuyos integrantes posee distintas habilidades sobre humanas, que viven ocultos en una ciudad —que según los cómics, ha ido de la tierra a la luna en busca de un lugar definitivo, bajo un sistema de castas y clases, con familia real incluida— y encabezada por el monarca Black Bolt; aquí carece de todos aquellos atributos que volvieron un clásico a la obra original.

El tratamiento de los personajes, que se ven envueltos en situaciones estereotípicas, es sumamente infantil, amén de que las decisiones que toman y su accionar, van de lo absurdo a lo ridículo, restándole todo impacto posible a escenas dramáticas que son clave dentro del desarrollo. Lo intrincado de las relaciones que les caracterizaba en papel —no por nada protagonizaron episodios dentro de una de las mejores épocas de Fantastic Four—, aquí queda reducido a una intriga de implicaciones políticas, predecible y endebles. Todo aunado a una enorme falta de carisma en los personajes —encarnados por actores como —Anson Mount (Black Bolt), Iwan Rheon (Maximus), Serinda Swan (Medusa), Isabelle Cornish (Crystal), Ken Leung (Karnak), Eme Ikwuakor (Gorgon)— y la pobreza del diseño de los vestuarios y escenarios, cuya interpretación queda muy lejos de la imaginería visual propuesta de Kirby, que hizo época en su momento y es una referencia obligada en la actualidad. Así pues, estamos ante una fallida presentación de los Inhumans, un clásico del mundo de las viñetas, aunque poco conocido mas allá de él, y  que ahora se convierte en la pieza más débil dentro del engranaje de esa maquinaria de entretenimiento que lleva el sello del universo Marvel, y tiene como siguiente momento cumbre, la superproducción anunciada para el 2018, Infinity War.