Martes 20.10.2020 - 14:37

“Juan Gabriel ya no le pertenece a sus familiares”

“Juan Gabriel  ya no le pertenece  a sus familiares”
Por:

FOTOGALERÍA: Homenaje a Juan Gabriel en Plaza Garibaldi

Queremos a Juan Gabriel, queremos a Juan Gabriel!”, se escuchaba en las afueras del Palacio de Bellas Artes, era un grito que reflejaba las horas de espera —15 al menos— por los restos del cantante. Era la frustración de decenas de fans que quieren despedirse de su ídolo.

Juan Gabriel “ya no le pertenece tanto a sus familiares, sino a toda la gente que está aquí”, expresó a La Razón Yolanda Moreno Álvarez, seguidora de El Divo de Juárez desde los años 70.

A este reclamo se sumó Ricardo N., quien desde las 22:00 horas del lunes pasado llegó al recinto: “Estoy muy indignado, sus parientes ya estuvieron con él; es momento de que lo traigan, es martes y no tenemos el cuerpo. Nosotros también somos su familia, no sólo ellos, el pueblo lo hizo artista”.

Pero la ausencia no fue lo único que molestó a los admiradores: el rumor de que Juanga había sido cremado en Los Ángeles se confirmó por conducto de la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), María Cristina García Cepeda y causó molestia entre algunos de los que se habían reunido afuera del inmueble.

“Qué poca si lo han incinerado, queremos tener el cuerpo presente para rendirle honores a nuestro ídolo. Él es nuestro aporte cultural como mexicanos hacia la humanidad”, enfatizó Ricardo, para quien Juan Gabriel ha sido una imagen constante durante los 35 años de su vida.

Afuera del palacio de mármol el enojo se mezclaba con añoranza.

Intercaladas con los gritos que reclamaban al cantante, sus canciones invadían el ambiente tradicionalmente musicalizado por cláxones y silbatos de policía.

¿Ahora cuál? —preguntaba alguien dentro de la célula formada en torno al altar improvisado— “Amor eterno”, le respondían.

“Uno, dos, tres… Tú eres la tristeza de mis ojos…”, así los fans se ponían de acuerdo para honrar a su ídolo.

El tiempo pasaba entre canciones, lágrimas, recuerdos. “Lo vi la primera vez que se presentó en el Teatro Blanquita, yo tenía 15 años y ni un peso para el boleto, por eso me identifiqué con él cuando cantaba ‘No tengo dinero’.

Alguien me regaló la entrada y pude verlo, todavía no creo que haya muerto”, comenta

Yolanda Moreno.

Por eso esta mujer dejó en su casa, de la colonia Santa María Aztahuacán, Iztapalapa, una veladora custodiada por una rosa blanca y una roja para “darle luz” al artista, aseguró, además dijo que igual que otras personas de su familia, Juanga tendrá su ofrenda en su casa el próximo Día de Muertos.

Alejandra Anguiano también lo conoció en el mítico Teatro Blanquita —ahora inactivo— “fue en los años 70, después del show entramos a su camerino, iba con mi sobrina, tuvimos que comprar un disco para poder verlo de cerca, era muy amable, sencillo, muy lindo”, recordó.

Las historias de ese tipo se repetían ante grabadoras y cámaras de televisión, mientras continuaba la espera por la resolución de la familia. Los funcionarios públicos afirmaban que el máximo recinto cultural del país estaba listo para recibir a “todas las personas que quieran despedirse de Juan Gabriel. Lo hicimos con Gabriel García Márquez, tenemos la experiencia”, señaló Roberto Perea,

vocero del INBA.

Después de horas de espera llegó la ansiada noticia: “El próximo lunes se realizará el homenaje a Juan Gabriel en Bellas Artes”, escribió el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa en su cuenta de Twitter a la 10 de la noche.

Cuando los fans tienen admiradores. Dos bandos disputaban los reflectores: por un lado, un imitador de Juan Gabriel con un atuendo blanco, ofrecía entrevistas y cantaba “Querida”; por el otro, dos jóvenes de aproximadamente 17 años querían ser el centro de atención, y con el sentimiento que imprimía Chavela Vargas, entonaron a todo pulmón “Amor eterno”, acompañado de gestos de sufrimiento.

Transcurrían los minutos y cada uno comenzó a tener su séquito de admiradores, el imitador cantaba y ellos subían la voz para tratar de opacarlo, así se vivía el ambiente antes del mediodía en la explanada del Palacio de Bellas Artes.

También había un clima de incertidumbre: “¿Oiga sabe a qué hora lo van a traer?, ¿si vamos a poder despedirnos de él?”, era la pregunta que fans hacían a policías, reporteros y a otros admiradores, pero la respuesta era la misma: “No sabemos”.

Nada era certero, pero permanecían echando porras a El Divo de Juárez, cantando y compartiendo con desconocidos por qué quieren al compositor. Cuando a las 10:00 horas se abrieron las puertas de Bellas Artes, ya se había dicho que se esperaba la confirmación de su familia, no importó.

Ordenadamente la gente hizo una fila y comenzó a entrar.

Afuera, Geraldine Sánchez, de 25 años, con una mano tomaba un cuadro con una foto de Juan Gabriel y con la otra sostenía su celular desde el cual hacía un Periscope para sus seguidores: “Estoy aquí en Bellas Artes, venga o no Juanga me voy a quedar aquí, no me importa. No es posible que los más jovencitos no estén aquí, hacen filas por ver a Justin Bieber y a Selena Gómez, pero para despedir a este gran compositor no, qué tristeza”.

Desde la madrugada de ayer arribó al palacio de mármol para despedirse del hombre que para ella “ha representado lo más hermoso, saber que nació en Páracuaro, Michoacán, que su nombre real es Alberto Aguilera, que empezó humildemente, me enamora. Estoy tanto triste como feliz, no me importó aguantar frío o lluvia, no moverme de aquí por una persona que no conocí, pero que quiero como a mi propia familia”, afirmó Geraldine a La Razón, mientras de fondo se escuchaba: “Ya lo sé que tú te vas/que quizás no volverás/que muy tristes hoy serán/mis mañanas si te vas..”

Así como ella otras cinco personas pernoctaron en la puerta del Palacio de Bellas Artes con la ilusión de dar el último adiós al autor de “No vale la pena”.

Por lo pronto la primera estación del tour de despedida será en Ciudad Juárez informó la familia a través de la página del Facebook del cantante. Será este fin de semana cuando la tierra que vio nacer como artista a Alberto Aguilera Valadez le ofrezca un cálido recibimiento.

Los admiradores capitalinos esperarán cinco días más para mostrarle todo el cariño que reunieron por más de 40 años, tiempo que el cantante se entregó a ellos.

[click para ver gráfico

 >http://www.3.80.3.65/IMG/mk/infoLR/entre20310816A.jpg]

Restos nunca

salieron de EU

Tras la difusión de una ruta falsa y horas de incertidumbre, la representante del ídolo confirmó que se encuentran con su familia, en Miami

Por Alejandra Ojendi

alejandra.ojendi@3.80.3.65

Sigilo e incógnitas rodearon el paradero de los restos de El Divo de Juárez por más de 12 horas. La única certeza que se tenía es que fueron cremados.

El enigma comenzó la madrugada de ayer cuando, contrario a lo que se había difundido, no arribaron al Aeropuerto Internacional de Toluca procedentes de Los Ángeles, donde el domingo fueron velados en la funeraria Malinow & Silverman Mortuary.

Desde las primeras horas de ayer martes, decenas de admiradores se encontraban a la expectativa en las afueras del Palacio de Bellas Artes, en el que se le rendirá un homenaje y a donde se espera el traslado de sus restos tras la supuesta llegada al aeropuerto ubicado en el Estado de México.

La falsa ruta difundida fue un “despiste” de la familia para medios y fanáticos.

Una de las primeras informaciones que surgió al respecto provino de Silvia Urquidi, representante del intérprete de “Hasta que te conocí”, quien dijo que los restos los tenía la familia, en un lugar no conocido, pues querían intimidad.

Su declaración no revelaba el enigma.

Luego, la comunicadora Mara Patricia Castañeda, quien dio a conocer la muerte del cantautor el domingo, informó en su cuenta de Twitter: “A las 20:45 del lunes 29 fueron cremados los restos de Juan Gabriel en Anaheim California. Destino desconocido”. Más tarde el INBA confirmó la noticia.

Horas después, la cadena Univisión dio a conocer que las cenizas se encuentran en el condado de Broward, Florida, donde el hijo del cantante, Iván Aguilera, y su madre, Laura Salas, tienen un rancho, pero la noticia no fue corroborada por ellos.

Lo que sí informaron en la noche, a través de un comunicado, es que el intérprete de “Amor eterno” tendrá un homenaje en Ciudad Juárez.

Minutos más tarde, Urquidi volvió a hacer declaraciones a medios. Dijo que las cenizas se encontraban con los familiares en Miami, Florida. También comentó que “parece” que su última morada sería Ciudad Juárez, donde creció el cantante. El municipio de Parácuaro, Michoacán, en el que nació Juanga, también ha levantado la mano para que los restos del ídolo descansen ahí.