Viernes 10.07.2020 - 20:39

Lirica de Octavio Paz conquista a Venegas

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

Foto Jesús Contreras

El primer sencillo de Algo sucede, “Ese camino”, se ha situado, en apenas cuatro semanas de haberse dado a conocer, en los primeros lugares de la radio y espacios digitales de México, Estados Unidos y varias naciones latinoamericanas (Argentina, Perú, Colombia, Nicaragua, Venezuela, Chile...). El videoclip de este tema registra más de un millón 200 mil visitas en la cuenta VEVO, transmitida por You Tube. Regreso arrollador de la intérprete de “Limon y sal” (2006), después de una pausa de dos años alejada de los estudios de grabación.

“En 2013 presenté un trabajo, Los momentos, marcado por el funk, lo norteño, el pop/rock y hasta apuntes mediterráneos/flamencos; presento ahora un disco muy personal que fluyó con total espontaneidad en tan sólo siete meses y está lleno de emociones y también de nostalgias. Me acerqué a la poesía de Octavio Paz con intensidad; muchas composiciones están bañadas de esas lecturas”, dijo en entrevista con La Razón la ganadora de cinco Premios Grammy Latino.

¿Por qué Octavio Paz; es usted lectora de poesía? Sí, leo mucho: narrativa, ensayo y más que todo poesía hispana: Manrique, Quevedo, Góngora, Sor Juana, Sabines, Lorca... Pero, en estos dos últimos años leí con mucha atención Libertad bajo palabra, de Paz, estuve muy apegada a sus versos; muchos de los textos de las canciones del disco tienen su influjo, por supuesto, marcando las distancias.

Se percibe en Algo sucede a una Julieta Venegas más arriesgada musicalmente, quizás con un timbre instrumental más definido. ¿Cuál fue el concepto que predominó en esta nueva producción? Para mí, la música es una manera de trazar otra realidad, de imaginarme otro mundo. El concepto que preside estos temas inéditos es el intento de mostrar diferentes facetas de mi vida en la espiral de emociones encontradas. Apelé a diversas coloraciones melódicas-armónicas-rítmicas, a diferentes efectos instrumentales. Los productores: el argentino Cachorro López, y el mexicano Yamil Rezc modelaron muy bien todo eso en los arreglos orquestales.

Piano, sintetizadores, guitarras, acordeón, percusiones, bajo, saxofones, clarinetes, órgano, violines, cello... Por momento se percibe una atmósfera alternativa indie/pop, con esbozos clásicos... Sí, tienes razón, trabajé con Cachorro para alcanzar esa prosodia de diversidades y acentos de cierto resplandor clásico, pero siempre en los caminos del pop/rock y el indie, desde mi manera muy personal de concebirlos. Me gusta mucho lo que logramos en “Ese camino” con el uso de del sax barítono y el clarinete bajo. Yo toco el piano y el acordeón en algunas piezas: trato de trazar esa fonología que percibes.

“Algo sucede”, “Buenas noches, desolación”, “Una respuesta”, “Ese camino” o “Dos soledades” están trazadas desde el dolor y la nostalgia... Lo que ha pasado en México últimamente me lastima... He experimentado una tristeza que antes no sentía. La canción es un retrato de lo que sucede en el entorno del compositor. Pienso en el futuro de mi hija de cinco años, mis canciones recientes están dedicadas a ella; tengo esperanza, pero el malestar aflora, eso es irremediable.

Presentaciones del disco. ¿Cuándo comienzan, dónde se harán? La gira Algo sucede está por dar inicio y comprende Estados Unidos, Argentina, Brasil, Centroamérica, España y, por supuesto, México, donde me presento con mi banda los días 14 y 15 de noviembre próximo, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris. Quiero que la gente se conecte con estas nuevas canciones, que se identifiquen con su espíritu: tengo grandes expectativas en esos dos conciertos aquí en la capital en un foro de gran trascendencia.