“Mexico es una banda muy chingona”: Bono

“México es una banda muy chingona”: Bono
Por:

Foto Especial

La emoción de los 93 mil 100 asistentes al escuchar de fondo la canción “Cielito lindo” era contagiosa, pero cuando el escenario, llamado La garra, comenzó a lanzar humo y se escucharon los acordes de “Even better then the real thing”, el estadio Azteca se cimbró. Y la euforia se desató cuando Bono hizo una reverencia con una rodilla en el piso.

“Para mí esta noche es 10 de mayo, es Día de las Madres y es mi cumpleaños. Mi mamá y mis hijos vinieron aquí desde Dublín”, dijo Bono, mientras The Edge y el público coreaban el “Happy birthay” .

Fue una noche en la que predominaron los clásicos. “Magnificent” y “Mysterious ways” hicieron vibrar al recinto y una sola voz interpretó “Elevation” y “I still haven’t found what I’m looking for”.

“Es muy bueno estar de vuelta. México es una banda muy chingona; muchas gracias, son personas increíbles. Lo extraordinario de este país es su generosidad. Su espíritu nunca será quebrado”, dijo el líder del grupo con su uniforme negro.

Los gritos de emoción se escucharon fuertemente cuando Bono subió al escenario a Mariana, una fanática a quien puso a leer para después él repetir: “Netzahualcoyotl con flores pintas; oh, dador de vida con canciones das vida sobre la tierra”.

Tras el poema, se escuchó la canción que para muchos definió el día de ayer: “Beautiful Day”.

Luego, “Miss Sarajevo”, “Zooropa”, “City of blinding lights”, “Vertigo”, “Discoteque”, “Please”, “Sunday bloody sunday” y “Walk on” sonaron antes de que la agrupación junto a Amnistía Internacional hicieran un llamado a la libertad.

De pronto, la pantalla cilíndrica mostró a un grupo de personas junto a Bono y al resto de la banda que llevaban hacia el centro del escenario una luz blanca como símbolo de lucha en contra de la esclavitud que se quedó sola bajo La garra.

El show continuó con la interpretación de “Hold me, thrill me, kiss me, kill me” y “With or without you” para finalizar con una petición de Bono: que los asistentes iluminaran hacia el escenario con sus teléfonos celulares para así cantar “Moment of surrender”, tema que dedicó a las víctimas de la violencia en México.