• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El artista posa junto a su personaje, en 1985. Foto: AP

Albert Uderzo, legendario dibujante francés, quien junto al guionista René Goscinny creó el mítico personaje Astérix el Galo, falleció ayer a los 92 años de edad, en su casa en Neuilly-sur-Seine, informó a Efe la editorial Salvat. “Murió mientras dormía, de un ataque cardiaco no relacionado con el coronavirus. Había estado muy cansado durante varias semanas”, señalaron sus familiares a France Press.

“No me reconocen por la calle. Los personajes pueden convertirse en mitos, pero no nosotros, sus padres”, afirmaba Uderzo, quien era un hombre de carácter reservado y sereno, quien siempre prefirió hablar de su trabajo, mismo que se convirtió en un ícono de la cultura francesa y europea.

Te puede interesar: Por cuarentena, Metallica transmite sus mejores shows en redes

La primera página de la saga del audaz guerrero bajito y rubio fue publicada el 1 de junio de 1959, en la extinta revista de cómics Pilote; posteriormente, en 1961, la editorial Dargaud lanzó el álbum recopilatorio, Astérix el Galo, mismo que en 1999 fue incluido en la lista de Los 100 libros del siglo, del diario parisino Le Monde.

 

En este volumen de tan sólo 48 páginas se explica la premisa de la longeva serie: Astérix, un guerrero, y Obélix, un repartidor de menhires, y su mejor amigo, defienden su aldea de Caius y Marcus, centuriones romanos enviados por el mismísimo Julio César a conquistar la región. En cada combate, el dúo galo vence las tropas sin gran esfuerzo gracias a la poción de invencibilidad que Panorámix, el druida, les proporciona.

La popularidad de las aventuras de los guerreros inconquistables fue tal que, hasta el momento, la saga cuenta con 38 libros, cuyas ventas suman más de 380 millones de ejemplares y han sido traducidos a 111 lenguas de alrededor del mundo. Además, su mitología ha generado 10 películas animadas, cuatro live action y 15 videojuegos, entre otros materiales.

Albert Uderzo, Astérix el galo, dibujante, cómic, Europa
Foto: Especial

Desde su infancia, Uderzo tuvo una fascinación por las historietas y por hacer reír a quienes lo rodeaban —decía que su profesión frustrada era la de ser payaso—; elementos que en 1944 lo llevaron a publicar Flambergue, su primer cómic, el cual estaba centrado en mosqueteros. Cinco años después conoció a René Goscinny, quien fue como un hermano para él y con quien concibió a Astérix.

La pareja, al igual que el héroe de baja estatura y Obélix, trabajó sin parar en la aclamada serie, hasta que en 1977, Goscinny falleció a causa de un paro cardiaco durante una revisión médica. La muerte de su colega devastó a Urdezo y se negó a continuar la saga; hasta que en 1980 se animó a seguir con la publicación, haciéndola tanto de dibujante como de guionista. El resultado de su labor en solitario fue La gran zanja, el libro 25 de la historia y una parodia de Romeo y Julieta, de William Shakespeare.

El dibujante continuó las aclamadas aventuras de Astérix y logró fundar su propia editorial, Albert-René; no obstante, en 2013 anunció su retiro a causa de su avanzada edad, por lo que cedió la realización de los cómics al ilustrador Didier Conrad y el guionista Jean-Yves Ferri, dupla que ha creado los álbumes Astérix y los pictos (2013), El papiro del César (2015), Astérix en Italia (2017) y La hija de Vercingétorix (2019); con este último se conmemoró el 60 aniversario de la historieta. Sin embargo, nunca dejó  de supervisar a su “hijo” y daba sugerencias a los nuevos realizadores.

  • El dato: El primer satélite que lanzó Francia, en 1965, fue bautizado en honor al personaje, al igual que los asteroides 29401 Astérix y 29402 Obélix.

lps