• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Equipo de Pájaros de verano, ayer, al recibir la presea. Foto: AP
Equipo de Pájaros de verano, ayer, al recibir la presea. Foto: AP

La cinta colombiana Pájaros de verano se alzó ayer con la máxima distinción en los Premios Fénix, Mejor Largometraje de Ficción. El filme dirigido por Cristina Gallego y Ciro Guerra era uno de los favoritos en el certamen que reconoce a lo mejor del cine iberoamericano: tenía nueve nominaciones, pero ganó tres.

En la película, a diferencia de otras que han abordado el tema del narcotráfico, los capos de la droga no son héroes sino quienes trastocan la vida cotidiana en regiones. Y es que el largometraje narra cómo el narco se adentró en la comunidad wayúu. Fue por ello que dedicaron el premio a estos indígenas.

En la ceremonia realizada la noche de ayer en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, otra favorita y que contaba con ocho nominaciones, Zama, obtuvo cuatro preseas: Música Original, Diseño de Arte, Sonido y Edición.

Zama, protagonizada por el actor mexicano Daniel Giménez Cacho, fue seleccionada para representar a Argentina en los Premios Oscar, en la categoría Mejor Película no inglesa.

En la categoría Mejor Dirección, Marcelo Martinessi ganó por la cinta paraguaya Las herederas. El cineasta dedicó este reconocimiento a todos los realizadores que en su país no pudieron hacer filmes durante la dictadura militar.

“En mi país no hubo cine, hubo una época de oscuridad, a esa gente que por culpa del autoritarismo no puedo hacer cine dedico este premio”,
expresó Martinessi.

No fue el único discurso con tintes políticos, ya que durante la ceremonia de premiación, predominaron pronunciamientos acerca de las fronteras, el autoritarismo y la inequidad de género.

Brasileños que se dieron cita, sin mencionar el triunfo de Jair Bolsonaro como presidente de esa nación quien se ha distinguido por sus comentarios racistas y homofóbicos dijeron estar en resistencia y pidieron tener pronto un “Brasil más democrático”.

“En Brasil hemos pasado por momentos difíciles y tristes, pero estamos aquí resistiendo”, expresó Karen Harvey, al recibir el Premio Fénix de Edición por la película argentina Zama.

Mientras que el actor mexicano Gael García, aprovechó su discurso para hablar de la defensa de los “territorios de la libertad”, en tiempos de éxodos.

“Aquí en la tierra es una serie acerca de la defensa de los territorios, no de los físicos, sino de la libertad, de la dignidad humana… Como dicen los zapatistas, el mundo que queremos es uno donde quepan muchos mundos”, expresó al ser galardonado en la categoría Mejor Ensamble Actoral de Serie, junto con quienes compartió reparto.

Mientras que al anunciar a la ganadora en Mejor Actuación Femenina, Dolores Fonzi habló de las mujeres que en el cine “desafían los estereotipos de la feminidad”.  Carmiña Martínez, protagonista de Pájaros de verano, ganó esa presea.

“A través de este quehacer podemos mostrar comunidades ancestrales que están por desaparecer”, dijo Martínez, quien para esta velada lució una tradicional manta Wayúu.

Lo mejor

Éstos fueron los principales galardonados.

  • Guion: Laura Mora y Alonso Torres por Matar a Jesús
  • Labor Cinematográfica: Luiz Carlos Barreto
  • Largometraje Documental: Muchos hijos, un mono y un castillo
  • Serie: La casa de papel
  • Actuación Masculina: Lorenzo Ferro por El ángel
  • Actuación Femenina: Carmiña Martínez por Pájaros de verano
  • Dirección: Marcelo Martinessi por Las herederas
  • Largometraje de ficción: Pájaros
    de verano