Incluye 84 actos de ilusionismo

Revelan secretos detrás de la magia del musical de Aladdín

En el montaje se realizan 40 cambios de escenografía; las edificaciones se mueven mediante mecanismos automatizados

Irma Flores y Rodney Ingram, durante una función.
Irma Flores y Rodney Ingram, durante una función.Foto: OCESA
Por:
  • Adriana Góchez .

En cuanto se levanta el telón comienza la magia en el musical Aladdín: los espectadores son testigos de 84 actos de ilusionismo, ven desfilar 400 piezas de vestuario, 27 alfombras y 40 cambios de escenografía, pero ¿cómo se logra todo esto? Jaime Matarredona, director de escena y supervisor general de producción de Teatro OCESA, revela algunos secretos tras bambalinas.

Uno de los primeros actos de ilusionismo es cuando unas dunas se mueven a través de mecanismos de automatización para que aparezca el mercado de Agraba, donde transcurre la mayor parte de la historia protagonizada por Aladdín (Rodney Ingram) y Jasmín (Irma Flores). “Todo es automatizado, tenemos cerca de 70 motores”, explicó Matarredona durante una presentación en la que dio a conocer parte de la magia del musical que sigue en temporada en el Teatro Telcel.

La producción de 85 toneladas, la cual se trasladó en 17 tráileres, cuenta con cinco edificaciones, que entran y salen de escena, de manera automatizada o con ayuda del equipo conformado por 120 personas, que está totalmente coordinado para que el público pueda disfrutar de los cambios de escenario durante la función.

Hay momentos por ejemplo, en el que de los edificios parte del equipo saca o mete utilería. “Es maravillosa la precisión con la que tienen que llegar los edificios al escenario, si se pasa dos milímetros más golpea a otro”, indicó.

Hay utilería que se monta y se desmonta de manera rápida.
Hay utilería que se monta y se desmonta de manera rápida.

El vestuario también es otra hazaña de coordinación ya que durante el espectáculo se usan 400 piezas y 160 pares de zapatos. Se llegan a hacer hasta 58 cambios en menos de un minuto y las actrices llegan a utilizar hasta cuatro pelucas.

Los atuendos que usan los 35 actores fueron elaborados con telas de Turquía, Marruecos, Francia y Alemania, por mencionar algunos países. Un traje puede llegar a tener más de tres mil piezas de cristales.

Para la escena de la Cueva de las mil maravillas, donde Aladdín entra para hallar la lámpara del genio, mientras el público ve una pantalla a la entrada de la cueva, atrás el equipo va preparando la nueva escenografía, detalló.

Para esta parte de la puesta en escena, contó Matarredona, fue importante convencer a Disney para que avalara la utilización de pirotecnia nacional.

El musical se complementa con el uso de 300 luces, de las cuales 111 son robóticas y 173 son convencionales.

Montaje titánico

Julieta González, una de las productoras, compartió que desde hace cuatro años querían traer el musical Aladdín a México y llegó antes de lo que esperaban; sin embargo, el Covid-19 complicó todo.

El equipo hace los preparativos para la Cueva de las mil maravillas.
El equipo hace los preparativos para la Cueva de las mil maravillas.Foto: Especial

“Se nos viene la pandemia, terminamos audiciones el 28 de febrero y nos confinamos el 15 de marzo de 2020. Teníamos contratado al elenco, sentíamos que el mundo se nos venía abajo, estuvimos casi dos años parados. Teníamos importado el vestuario, porque teníamos previsto estrenar en noviembre de ese año, tenía que llegar en julio para hacer pruebas”, contó.

Señaló que ya estando en temporada uno de los grandes desafíos fue cuando tuvieron que parar con 10 mil boletos vendidos debido los contagios de coronavirus en la producción.

“Parte del elenco estuvo contagiado. Ya no era sano seguir, pero teníamos un plan de control de crisis, entonces fue sencillo reaccionar y establecer con los médicos cuándo podíamos volver, fue demasiado pronto, 15 días. Nuestros contagios empezaron antes de que estuviera la ola en la Ciudad de México, otro reto. Sí está costando trabajo retomar el ritmo que teníamos”, reconoció.

Musical Aladdín
  • Dónde: Teatro Telcel (Plaza Carso, Miguel Hidalgo, CDMX)
  • Horarios: miércoles y jueves 20:00; viernes 20:30, sábado 16:30 y 20:30 y domingos 13:00 y 18:00
  • El dato: Durante todo el espectáculo, con duración de 150 minutos, hay música en vivo, a cargo de un director y ocho ejecutantes, detalló Jaime Matarredona.