Viernes 14.08.2020 - 05:39

Rock, heavy, progresivo, medio siglo de evolucion

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:

La historia de la música no estaría completa sin el rock de Gran Bretaña. Es imposible entender a los grupos que ahora gozan de fama, sin conocer las raíces de finales de los 50 y principios de los 60.

Se ha escrito mucho sobre la historia del rock británico, incluso Quino hace una referencia en sus tiras, cuando a Mafalda le piden un trabajo sobre la invasión inglesa y ella entrega un dibujo de hippies con pancartas que dicen “Que vivan los

Beatles”, “Y los Rolling Stones”.

Keith Richards, en su biografía Life, cuenta que quedó fascinado con las canciones de Bo Diddley y el blues, que llegaban en esos discos de 33 y 45 revoluciones por minuto desde Estados Unidos.

Esa primera etapa del rock británico está marcada por los Rolling Stones, The Beatles, The Who, The Kinks y, los más cercanos al blues: The Animals, The Moody Blues y John Mayall & Bluesbreakers, en donde estuvo Eric Clapton.

Mientras, en Inglaterra los trabajadores padecían los estragos de la posguerra. Los hijos de esos obreros buscaban nuevas formas de distracción y en el rock encontraron una salida. La crisis laboral, la depresión y la nueva música que se escuchaba en la radio dieron pie a nuevos sonidos y a letras, así se creó un sonido más rudo y la vestimenta de las bandas cambió. Algo de blues, rock and roll, soul, música celta y folk pero con sonido pesado.

Sin embargo, del lado de las fábricas, otros querían algo más oscuro.

Después de ver en la marquesina de un cine el título de la película Black Sabbath, la banda de Ozzy se convenció que a la gente le gustaba el miedo, y eso fue lo que le dieron.

De este género se puede llegar al rock psicodélico. En los 60, Pink Floyd, Jethro Tull, King Crimson y Genesis, literalmente hicieron que nos clavarnos en la textura.

¿Por qué hubo más bandas de progresivo en Inglaterra que en Estados Unidos?, por la educación, en Gran Bretaña eran estudiantes de música, mientras que los estadounidenses se formaban en sus garages. Los músicos ingleses se conocieron porque estudiaban en diferentes escuelas de bellas artes, como David Bowie, quien fue alumno de Lindsay Kemp.

Con teatralidad, maquillaje y vestuario a principios de los 70 Bowie/Ziggy influenció a muchos. Sombras excesivas, plataformas, cabello esponjado y de colores, labios carmesí, boas de pluma, trajes brillantes. Era el glam que dieron T Rex, David Bowie, Roxi Music, Sweet y Queen en la primera mitad de los 70.

Después, el punk llegó para asustar a todos: Slam, escupitajos, mucha mugre y sangre, fueron las características que enmarcaron a bandas como The Damned y The Clash. Se toma como bandera a Sex Pistols; sin embargo, esta fue una banda creada, literalmente, a diseño, por Malcolm McLaren, y su slogan “No future”.

Pero no todos querían parecer tan agresivos. Entonces llegan chicos más modisitos que retoman algo del punk, con un poco de rock, así como los sintetizadores y elementos ya electrónicos, para crear el New Wave: XTC, Squeeze y Gary Newman son representantes. Con influencia jamaiquina del ska, llegaron Madness, The Specials y The Police. Y luego se marcó el camino para bandas como Judas Priest, Iron Maiden y Motörhead.

Luego, The Smiths, New Order y The Jesús and Mary Chain, conformaron otra camada del rock británico. En la segunda mitad de los 80 surgió el Sonido Manchester, con bandas como los Happy Mondays y Stone Roses, paralelas a esas bandas que emergieron en EU con el grunge.

[click para ver gráfico

->http://www.3.80.3.65/IMG/mk/infoLR/entre16160515A.jpg]