Solteras, una funcional comedia romántica mexicana

Solteras, una funcional comedia romántica mexicana
Por:

Plantear que una chica cerca de cumplir los 30 termina inscribiéndose en un curso en donde enseñan a mujeres no solo a encontrar novio, sino a convertirlo en su esposo, debido a una mala experiencia romántica, a estas alturas suena bastante infantil, anacrónico y hasta ridículo; pero ese es el punto de partida para la nueva película dirigida por Luis Javier M. Henaine -quien por cierto también se hace cargo del guión junto a Alejandra Olvera Ávila-; hay que reconocer que al menos funciona como eso, un detonador para lo que luego resulta en una agradable sorpresa.

Y es que conforme ese pasaje simplón, proveniente del universo en el que parecieran desarrollarse las comedias románticas de fórmula, va quedando atrás, la trama comienza a darle la vuelta a las situaciones estereotípicas y a otorgarle mayores matices a los dilemas que enfrentan los personajes, a través de implicaciones específicas dentro de las líneas arguméntales principales hasta afianzar una bien lograda e inesperada conclusión que termina por sacarle de los lugares comunes del género. Claro, todo mientras va entregando calculadas dosis de humor ligero, sin complicarse.

En el reparto aparecen actores que, de nueva cuenta, se interpretan a sí mismos y, aunque esto a la larga no resulta trascendente, si se pierde la oportunidad de aprovechar algunos de los roles secundarios que bien podrían haber aportado un poco más que el chiste del momento. Afortunadamente el protagónico lo lleva una Cassandra Ciangherotti con toda la capacidad para entender el tono y sostener el humor, mezclando la honestidad con talento, amén del innegable carisma que posee y que se convierte en una bonus para la propuesta.

Pese a que la originalidad no es su principal atributo, la segunda película del otrora responsable de Tiempos Felices (2014), es un vehículo de entretenimiento funcional, que sin duda se pone por encima del promedio de las comedias románticas mexicanas y por supuesto es muy superior a infames producciones que solo buscan -y generalmente consiguen-, el golpe de taquilla, dígase No Manches Frida (2016), su infame secuela de este año  y similares. Solteras es mucho mejor opción.

http://www.youtube.com/watch?v=Wt6LVEcyj-A