Una puntual biopic sobre Sir Elton John

Una puntual biopic sobre Sir Elton John
Por:

Para mucha gente bastará con que a los primeros minutos descubran —si es que aún no estaban concientes de ello— que se trata de un musical, para que se lamenten de haber comprado su boleto e incluso salgan corriendo, sin embargo, con que tengan el mínimo de paciencia, será suficiente para que terminen enganchados con Rocketman y se lleven algo más que una muy agradable sorpresa.

Y es que conforme la película avanza, las convenciones propias de dicho género comienzan a ponerse al servicio de una especie de narrativa autorreferencial, que juega con certeza y sin tomarse demasiado en serio, con la historia dentro de otra historia, en donde las canciones por momentos son interpretadas conservando el formato teatral, otras veces como parte de la anécdota dentro del planteamiento de la trama, y en algunas más sirviendo de fondo; pero siempre empujando el desarrollo y ofreciendo un concepto llamativo y envolvente, que además adquiere una mayor complejidad emocional, de la que parecía que tendría en un principio.

Lo mismo aplica para las distintas coreografías que se nutren de una irresistible fantasía evocadora, así como el obsesivo trabajo del detalle del diseño de arte, en donde los vestuarios no sólo son una reproducción de la extravagancia propia del show, sino que adquieren un claro sentido dramático, no es gratuita la forma en que el protagonista aparece vestido en el encuentro inicial de grupo y como es que esto llega al final.

El Dato: La canción “(i’m gonna) Love me again” fue escrita especialmente para la película, en ella cantan Taron Egerton y el mismísimo Elton John

Por su parte, el actor británico Taron Egerton —Kingsman: The Secret Service (2014)—, entrega una interpretación no sólo plagada de matices, sino puntual en cada uno de los momentos claves que van definiendo al personaje —desde su niñez y su juventud, hasta su llegada al estrellato y los excesos—, con transiciones de una encantadora naturalidad, misma que le sirve para reproducir los gestos con los que se suele identificar al autor de éxitos como “Your song” y “I’m still standing”  —incluidos también en la película—, alejándose de cualquier tipo de imitación.

Dirigida por Dexter Fletcher, Rocketman es un ejemplo de la lucidez con que se pueden retomar distintos códigos escénicos, para dimensionar al ser humano detrás de la fachada de una figura como Elton John, sin abandonar lo que representa y para el que dada su naturaleza dentro del espectáculo, éstos resultan más que convenientes.

Es cierto, como mencionamos, cae en algunas de las frivolidades del musical; pero si algo hace la diferencia entre esta biopic, en relación a otras recientemente vistas, es que su innegable y disfrutable estilización que va más allá de los efectismos y lo artificioso, sustentándose en un guion comprometido que no evita los pasajes más oscuros, estructurado y con conflicto, pero, sobre todo, con alma.

Rocketman

Director: Dexter Fletcher

Género: musical biográfico

País: Reino Unido

Año: 2019

http://www.youtube.com/watch?v=vnYdawQ0_TA

Te puede interesar:

http://www.3.80.3.65/entretenimiento/yalitza-aparicio-se-despide-de-mexico-para-aprender-ingles/

http://www.3.80.3.65/entretenimiento/guns-and-roses-grabara-nuevo-disco-confirma-slash-banda-heavy-metal-hard-rock-california-seguidores/