Viaje en el tiempo

Viaje en el tiempo
Por:

Por Rocío Macías

El Dr. Nick Marshall es un científico a quien nadie toma en serio. Sus colegas se burlan de él y hasta los entrevistadores lo ponen en evidencia en programas en vivo. Sin embargo él está convencido de sus teorías sobre el tiempo y el espacio y tendrá oportunidad dae comprobarlas en la más grande aventura de su vida.

Basada en la serie de televisión de los años 70, La tierra perdida es una cinta que ofrece una buena dosis de sentido del humor, risas nerviosas, la emoción de vivir el peligro y las aventuras más descabelladas que se pudieran ver en la pantalla grande, aún cuando fueron concebidas hace más de 30 años.

Cuando el productor Sid Krofft era niño, fue al cine con su papá a ver One Million B.C., y desde entonces su vida no volvió a ser la misma. Eso se reflejó en su carrera al crear junto a su hermano Marty la serie Land of the lost, en la que un científico y sus dos hijos caían por una catarata, cruzaban un portal del tiempo y llegaban a un lugar nunca antes. Dinosaurios, aliens, el presente, pasado y futuro juntos. Un alucine para esa época en el que había tres lunas.

Con la idea en la cabeza desde hace años, el director Brad Silberling reunió a un equipo de actores y creativos para llevar todos esos elementos del programa al cine. Pero en esta versión no sería una familia la que viviría la aventura, sino tres extraños que terminarían siendo más que amigos.

Con un buen presupuesto, pero sobre todo con la imaginación como ingrediente principal, la película lleva al espectador a mundos paralelos y fantásticos que parecen reales. Los efectos especiales y la tecnología utilizados en La tierra perdida harán que el público se sienta dentro de la historia, se sorprenda y se asuste con todo lo que “vivirá” en la aventura.

Al caer en la tierra perdida, el Dr. Marshall, Holly y Hill encontrarán cristales extraños, insectos gigantes, cangrejos enormes, rocas con caras, volcanes, piedras que flotan. Recorrerán la jungla, el desierto, montañas, ríos y cuevas para encontrar la salida y huir de los dinosaurios que les pondrán tremendas corretizas y reptiles conocidos como Sleestak.

Land of the lost es una gran opción para cerrar los estrenos del verano, pero hay que tomar en serio la advertencia de que es una cinta dirigida a mayores de 13 años, al tener referencias sexuales y de drogas.

fdm