Whitney vuelve a rehabilitación

Retener a jóvenes talentos,  actual reto de las empresas
Por:

Foto Especial

Durante su última gira, con la que recorrió distintos países el año pasado, Whitney Houston tuvo muchos problemas a causa de las cancelaciones de último momento por razones “de salud”. Como consecuencia, recibió muchas críticas de sus seguidores quienes se sintieron decepcionados de ella.

Su voz y sus actuaciones ya no eran como años antes; algo andaba mal en la vida de una de las intérpretes más exitosas de música pop. Y es que a pesar de que Houston aseguró a finales del 2009 que ya había superado sus adicciones, el alcohol y las drogas se volvieron a apoderar de ella y de su carrera una vez más.

Kristen Foster, representante de la cantante, aseguró que Whitney ingresó a un programa ambulatorio para tratar sus adicciones de forma voluntaria. A pesar de que no mencionó cuánto tiempo estará la intérprete de “I will always love you“ en rehabilitación, ni en qué lugar está siendo atendida, el manager indicó que será un proceso de recuperación a largo plazo.

La cantante de 47 años ha luchado contra las drogas por años. En el 2002 y pocos meses después del lanzamiento de su álbum Just Whitney que debutó en el noveno lugar de Billboard, Houston reconoció que consumía mariguana y cocaína por los supuestos maltratos de su hoy ex marido Bobby Brown.

En el 2005 volvió a recaer y por órdenes de un juez de un condado de Georgia, EU, Whitney ingresó a terapia en una clínica en una isla del Caribe y creyó haber ganado la guerra contra las drogas.

Hace apenas un mes y medio Whitney envió a su hija Boobi Kristina a un programa de rehabilitación después de que publicaran unas fotos de la joven de 17 años en las que se le veía consumiendo cocaína. Según el diario National Enquirer, la hija de Whitney y Brown decía por todos lados que ella “era tal como su madre”, por lo que la intérprete decidió tomar cartas en el asunto y “ayudar a su hija”, en un problema, que por supuesto ni ella ha sabido resolver.

Sheen habla a sus hijos de las adicciones

El actor estadounidense Charlie Sheen, quien al igual que Houston ha tenido muchos problemas con las drogas, aseguró que últimamente les habla mucho a sus gemelos Bob y Max, de dos años de edad, de lo que es la rehabilitación, esto con el fin de que los pequeños sepan en todo momento dónde está su madre Brooke Mueller, quien actualmente, también se encuentra en un centro de recuperación y desintoxicación.