Erotismo fuera de la alcoba

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Por Alfredo Rodríguez Flores

El sexo ha sido desde hace años un tema tabú, sin embargo, para los diseñadores de muebles mexicanos guiados por Xanath Lammoglia es una necesidad que los llevó a crear una línea de muebles eróticos que no pretenden quedarse confinados únicamente a las recámaras.

“Una característica de nuestros muebles es que no están hechos de tubos negros, con látigos y cuero ni parecen aparatos ortopédicos, sino que son muy ricos estéticamente, sensuales, piezas de las que se quiere presumir” dijo Lammoglia.

La marca Bala Studio , dirigida por Xanath y su colega Andrés Amaya siempre se ha caracterizado por la creación de muebles y accesorios innovadores, y con esta línea satisfacen una necesidad a la vez que crean un símbolo que puede ser presumido en cualquier lugar de la casa.

Los artistas ya tienen 12 maquetas creadas y llevadas a cabo 5, entre las que se encuentran la silla “Barbarella” que según las palabras del propio diseñador “sirve para que el hombre, arrodillado, le practique el cunilingus a la mujer que está sentada”, la silla “Adela” y la obra “El cartero llama…” con la que hacen homenaje a la famosa escena de la película “El cartero siempre llama dos veces”.

Por el costo de los muebles podemos determinar que van dirigidos a personas con un poder adquisitivo alto, ya que una de las sillas tiene un precio de mil 830 dólares y entre sus clientes más asiduos están los europeos, más que los mexicanos.

asc

Compartir