• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La policía británica requisa el área del crimen, ayer, en GB. Foto: Especial

Un ruso próximo al millonario Boris Berezovski, un enemigo del Kremlin hallado ahorcado en 2013, en el Reino Unido, apareció muerto el lunes, cerca de Londres, en circunstancias inexplicadas, informaron este martes la prensa británica y la rusa.

En plena escalada diplomática entre Londres y Moscú, por el intento de asesinato de un exespía ruso en la ciudad inglesa de Salisbury, ayer se conoció la muerte de Nikolai Glushkov, de 69 años, exdirectivo de la aerolínea rusa Aeroflot.

La policía confirmó que halló a una persona muerta el lunes por la noche en su domicilio de New Malden, un suburbio de Londres, y que por el momento se desconocen las causas de su muerte, sin revelar su identidad o edad.

Según el diario The Guardian, se trata de Glushkov, que había recibido asilo político en Gran Bretaña.

“La policía contraterrorista británica lidera la investigación por precaución, por las asociaciones que se cree tenía el hombre”, explicó la policía en un comunicado.

“No hay pruebas para sugerir un vínculo con el incidente en Salisbury”, añadió la policía, en referencia al atentado con arma química contra el exespía Serguéi Skripal y su hija, que están muy graves.

Según el diario ruso Kommersant, que cita a una hija de Glushkov, Natalia, su cuerpo tenía signos de estrangulamiento.

Glushkov fue condenado a 8 años de cárcel por la justicia rusa en 2017, por malversación de fondos cuando era directivo de Aeroflot, y se le ordenó pagar 20 millones de dólares a la aerolínea.

El antiguo agente de la inteligencia militar rusa, captado por el MI6 británico en los años 90, y su hija, Yulia, fueron expuestos a un agente nervioso de naturaleza militar que los ha dejado en estado crítico.

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, ha indicado que es “altamente probable” que el Kremlin esté detrás de ese ataque y adelantó que impondrá un amplio rango de medidas contra Rusia si confirman sus sospechas.

Compartir