Kandinsky, Pequeños Mundos

Suplemento Especial de Kandinsky en México

El 24 de noviembre de 1931 la Sala de Arte de la Secretaría de Educación Pública y la Biblioteca Nacional inauguraron una muestra conformada por más de 60 obras de Lyonel Feininger, Alexej von Jawlensky, Paul Klee y Wassily Kandinsky, cuatro creadores que habían decidido abandonar los caminos de la representación figurativa y agruparse bajo el nombre de Los Cuatro Azules. La exposición fue recibida con ciertas reservas y en palabras de Diego Rivera, traer esta exhibición a nuestro país era algo semejante a “meter la soga en casa del ahorcado”. En México el arte abstracto estaba lejos de ser moneda corriente, aunque para ser justos, ni siquiera en el Continente Europeo, donde había nacido el movimiento, había logrado consolidar una posición unánime de prestigio. En todo caso, la extrañeza y rechazo recogidos en algunas fuentes de la época sumadas a algunas cuantas voces en su defensa nos hacen pensar que aquella exposición se constituyó como un hito de la historia museística de nuestro país.     

Mucho tiempo ha pasado desde entonces. Afortunadamente, el panorama artístico de nuestro país ha cambiado. Y aunque la consolidación del arte abstracto y su asimilación dentro de nuestra tradición pictórica nos harían pensar en la aceptación absoluta de sus presupuestos, hay todavía mucho por discutir y por comprender.

A casi ochenta años de aquella muestra, el Museo del Palacio de Bellas Artes, en colaboración con The State Tretyakov Gallery, se complace en presentar Kandinsky. Pequeños mundos, una exposición en la que se ofrece una visión panorámica de la producción visual de uno de los artistas más influyentes de la primera mitad del siglo XX.

Estructurada en cinco secciones y con obras de siete colecciones internacionales provenientes de Rusia, Estados Unidos y Francia, Kandinsky. Pequeños mundos
introduce al público mexicano al imaginario de Kandinsky: del ícono religioso a la música atonal, del expresionismo y el fauvismo al geometrismo de la Bauhaus, de las leyendas populares rusas a las formas biológicas plasmadas en su obra más tardía.

Si bien es cierto que la obra de Kandinsky ha sido mostrada en México en exposiciones colectivas de carácter historiográfico, nunca se había mostrado una muestra individual que contuviera un cuerpo de obra producido durante las cuatro décadas en las que la carrera artística de Kandinsky se desenvolvió. Gracias a la amplitud temporal de la muestra, el público podrá adentrarse a las diversas facetas estilísticas del artista ruso.

Kandinsky. Pequeños mundos refrenda el compromiso del Museo del Palacio de Bellas Artes por producir exposiciones de arte de alta calidad, a la vez que consolida la red de colaboración institucional internacional que el Museo ha venido cultivando en los últimos años. La exposición Vanguardia rusa: el vértigo del futuro, presentada en 2016, no sólo marcó un parteaguas en el ámbito de las exposiciones internacionales en nuestro país, sino que abrió un nuevo terreno de colaboración institucional con los principales museos de Rusia. Esta muestra es el fruto de estos esfuerzos diplomáticos, en tanto que el proyecto ha sido posible gracias al invaluable apoyo de The State Tretyakov Gallery, cuyos préstamos sirven como núcleo nodal del recorrido. Bajo esta tónica consideramos importante agradecer también el apoyo de The Pushkin State Museum of Fine Arts, Centre Georges Pompidou, The Solomon R. Guggenheim Museum, Los Angeles County Museum of Art, The Metropolitan Museum of Art y el Getty Research Institute, instituciones aliadas cuyos préstamos y apoyos fueron vitales para enriquecer la diversidad temática de la exposición.

Ciudad Vieja (1902)
El factor para la evolución de Kandisnky fue el viaje, el constante cambio de estancia hizo del artista un experimentado recolector visual, quien tomaba lo mejor de cada paisaje, colega, y sonido para ponerlo a su disposición. A lo largo de su obra pictórica se pueden apreciar paletas de tonalidades...
Kandinsky. Pequeños Mundos
Kandinsky tenía una firme creencia en que el arte abstracto jugaba un papel fundamental en el desarrollo de la capacidad humana para alcanzar experiencias espirituales que se contraponían a la fuerte tendencia materialista del pensamiento...
Wassily Vasilyevich Kandinsky (1866-1944). Monde bleu. Óleo y arena sobre tela 110.6 x 120.2 cm. The Solomon R. Guggenheim Museum
En julio de 1933, cuando la Bauhaus fue cerrada de manera definitiva en Berlín, Wassily y Nina Kandinsky necesitaban encontrar un lugar donde vivir.
Wassily Vasilyevich Kandinsky (1866-1944). En gris, 1919.
Así, estas percepciones de colores en la paleta (y también en los tubos , que son como personas mentalmente poderosas pero con aspecto discreto que revelan de pronto en casos de urgencia sus fuerzas hasta entonces ocultas y las ponen en actividad) se convirtieron en experiencias mentales. W. K. La extrema...
Las Joyas de la Sala Nacional (infografía)
Para que el público mexicano pueda acercarse a la obra de Wassily Kandinsky (1866-1944) de una manera profunda, el Museo del Palacio de Bellas Artes preparó la exhibición Kandinsky.
Kandinsky, Pequeños Mundos
Te presentamos el programa de actividades en torno a la exposición "Kandinsky, Pequeños Mundos" que la Secretaría de Cultura ha preparado. Recuerda que en La Razón te estaremos informando de actividades y eventos relacionados con esta extraordinaria presentación que la Secretaría de Cultura ha preparado.