50 años de rodar

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
ciu12ia-7.jpg

Foto Especial


El 12 de julio de 1962 los Rolling Stones Mick Jagger, Keith Richards, Brian Jones, el bajista Dick Taylor y el baterista Mick Avory subieron a escena por primera vez, en el club Marquee de Londres.

Con 50 años de historia, sus Satánicas Majestades han pasado y han vivido de todo. No puede existir una historia única de los Rolling Stones, pues al paso de los años y de los diferentes músicos que han pertenecido a la banda se marcan las diversas etapas del grupo.

Desde sus inicios, en los sesenta, cuando el mítico Brian Jones bautiza al grupo con el nombre The Rollin´Stones, (sin la G) inspirado en la canción de Muddy Waters, hasta su encuentro con la fama y la fortuna que los llevó a probar todas las drogas de moda.

Referente ineludible en la historia del rock y de la música, la agrupación inició con la influencia de Chuck Berry. Muchos años antes de ese primer concierto Jagger y Richards habían sido compañeros en la primaria. Años después se encontraron en el tren, Mick llevaba el disco Rockin´at the Hop, de Chuck Berry, y The Best of Muddy Waters. Ahí comenzó todo.

En los sesenta sus apariciones en la prensa eran frecuentes por sus detenciones por posesión de droga. Brian Jones fue sentenciado a nueve meses de prisión por posesión de mariguana. Jagger cumplía libertad condicional por el mismo delito y Richards quedó libre luego de la apelación.
En agosto de 1969, después de haber salido del grupo, Brian Jones falleció. Fue encontrado en el fondo de su piscina. En su torrente sanguíneo había rastros de estimulantes, somniferos y alcohol.

El 6 de diciembre de 1969 los Rolling Stones participaron en un concierto gratuito en el norte de California, en un autódromo abandonado en Altamont.
Jagger recordó a Brian, leyó un poema, soltaron varias mariposas y comenzó el concierto. Todo terminó en tragedia. Los “Ángeles” encargados de la seguridad golpearon a una gran cantidad de asistentes y asesinaron a un joven de raza negra.

En México, un país en el que estaban prohibidos el rock, la cabellera larga y cualquier manifestación juvenil, después de lo que pasó en Tlatelolco, el Halconazo y el Festival de Avándaro, la sed de rebeldía, de música y de conciertos era enorme. Sin embargo, la estación Radio Capital tenía entre su programación la hora “Rock a la Rolling”, un agasajo de todas las tardes.

A mediados de los noventa, cuando los Rolling sacaron el disco Voodoo Lounge e iniciaron la gira respectiva, los rumores de su visita a México eran cada vez mayores. En enero de 1995 los Rolling Stones vinieron por primera vez a nuestro país.

A cincuenta años del nacimiento de la banda de rock and roll más grande de todos los tiempos, el rock y el blues de su repertorio siguen vivos. Al igual que la incertidumbre de hace 20 o 30 años, sobre si saldrán de gira, si seguirán juntos o si Mick y Keith están contentos o enojados. Por lo pronto se han manifestado por el festejo. Al igual que su libroThe Rolling Stones 50.

México, sede de la boda de Richards

México formó parte de la historia de un Stone: Keith Richards, quien escogió las playas de Cabo San Lucas para celebrar su enlace matrimonial con la modelo Patti Hansem, en 1983.

El senador y testigo de la boda civil, Luis Coppola Joffroy, comentó a La Razón: “Richards escogió el hotel del que yo era gerente para casarse, mi esposa y yo fuimos testigos. Aquella noche llegó Mick Jagger en un avión privado. Días antes tuvimos la oportunidad de convivir con ellos”.

El guitarrista de The Rolling Stones disfrutaba pasar sus ratos libres en esta parte del país, en donde tenía una habitación permanente en el Hotel Finisterra. Después de la boda ninguno de los integrantes regresó al lugar. Sin embargo, la relación del senador con el guitarrista es una experiencia inolvidable para Coppola.