Espera Bellas Artes a 500 mil fans que se despedirán de Juan Gabriel

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Con la canción “Amor eterno” las cenizas de Juan Gabriel serán recibidas hoy en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Una interpretación a cargo del tenor Fernando de la Mora, quien estará acompañado del Mariachi Gama Mil, durante una recepción especial que harán autoridades alrededor de las 13:00 horas, previo al homenaje en Bellas Artes al cual se espera la asistencia de 500 mil personas, más de las que se han presentado en eventos similares recientes.

En entrevista con La Razón De la Mora expresó : “En Bellas Artes voy a cantar tres o cuatro temas. Cuando lleguen sus cenizas al Aeropuerto voy a cantar ‘Amor eterno’, esto será alrededor de la una de la tarde”.

Más tarde, en un templete que se colocará en la explanada de Bellas Artes, acompañado del Mariachi Gama Mil, De la Mora interpretará “Amor eterno”, “Hasta que te conocí” y “Costumbres”.

Ésta es una de las presentaciones con las que artistas despedirán a El Divo de Juárez a través de sus composiciones. Se contará con la presencia de Pepe Aguilar, Daniela Romo y Ana Gabriel, así como del Coro de Bellas Artes y la Orquesta Sinfónica del Estado de México.

“Estoy muy  halagado de tener el honor de recibir las cenizas de Juan Gabriel y después cantarle en Bellas Artes. Como artista es un compositor que ha formado parte del repertorio durante toda mi carrera, lo grabé desde el primer disco con la canción ‘No me vuelvo a enamorar’. El año pasado tuve la gran dicha de ser invitado por él en el Auditorio Nacional, canté ‘Recordándote’, él me lo pidió”, expresa el maestro.

El homenaje en Bellas Artes durará hasta el 6 de septiembre, aunque aún está por definirse si sus puertas estarán abiertas en la noche, informó a este diario Roberto Perea, director de Difusión del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Al interior del recinto se colocarán dos pantallas y en la Alameda 12 pantallas, donde se transmitirá el homenaje.

La ruta de la carroza que traslade las cenizas del intérprete de “Pero qué necesidad” pasará por Circuito Interior, Viaducto y el Eje Central Lázaro Cárdenas.

FANS ya LO ESPERAN. Desde que uno transita por la Línea 2 del Metro rumbo a la estación Bellas Artes comienza a escuchar “Tú estás siempre en mi mente/Pienso en ti amor cada instante”, un sonido que proviene de la bocina de un vendedor ambulante que ofrece discos de Juanga.

La presencia de Juan Gabriel está presente a más de 15 horas de que inicie el esperado homenaje, hasta el recinto siguen llegando los fans a cantar, a reír, a llorar y bailar sin importar la lluvia.

La señora Martha Débora González ha acudido diariamente con devoción al altar improvisado en la explanada del palacio de mármol, todo sea por su ídolo.

“Lo estoy despidiendo desde el día que se fue. Hemos venido todos los días, menos el miércoles porque tuve que ir al médico, desde los 12 años soy su fan”, cuenta mientras sostiene una pancarta con fotos del artista.

Se emociona, de su bolsa saca un álbum atestigua su asistencia a la develación de la estatua de El Divo en Plaza Garibaldi, “ese día llegué cuando todavía estaba tapada (la figura) y me fui hasta la noche”, comparte.

Luego obsequia una postal con la imagen del Divo de Juárez en la que se lee: “Juan Gabriel Q.E.P.D. 1950-2016. “De allí donde yo me encuentre, quiero dar las gracias a todos por tanto amor que recibí…”.  —Guárdela con mucho cuidado— dice.

De entre las decenas de fans que ayer se congregaron, un amigo de infancia de Juanga estaba presente. Anathan Briss, quien en una mochila negra guarda el último recuerdo de Alberto Aguilera, una fotografía en la que ambos aparecen en Acapulco.

“Vengo a recordar aquellos tiempos cuando andábamos aquí en la Alameda, cuando escribía sus canciones, cuando andábamos en el Ángel de la Independencia, por todo Reforma, avenida Juárez. Compartimos medio refresco, media torta, a finales de los 60 y principios de los 70”, rememora Briss para quien en ese momento Juan Gabriel era
solamente Beto.

Con la mano izquierda sostiene una pancarta hecha con un recorte de la portada que publicó este diario el pasado lunes, y entre la multitud se pierde.