C5i, herramienta tecnológica que ayuda a frustrar delitos en Michoacán

Desde la apertura del Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo...ciertos delitos han disminuido hasta en 50%; combinan tecnología y fuerza humana

WhatsApp Image 2020-07-09 at 21.44.03
C5iFoto: especial
Por:

Dos minutos. Ese fue el tiempo que tardó en llegar la mujer policía que se plantó, decidida, frente al auto en el que un hombre intentaba darse a la fuga con dos menores, apenas 120 segundos después de que, con saña y lujo de violencia, agredió y noqueó a su pareja.

Desde la apertura del C5-i (Centro Estatal de Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia), el 18 de septiembre del 2019, los principales delitos del fuero común: robo de vehículo con y sin violencia, robo a casa habitación con y sin violencia, robo a transeúnte con y sin violencia y robo a negocio con y sin violencia, han registrado decrementos paulatinos y sostenidos de más de un 50 por ciento, de acuerdo a las gráficas comparativas de los últimos tres años.

Frente al estado de indefensión en que se encontraba la entidad, con índices disparados de inseguridad, el gran reto del Gobierno de Silvano Aureoles era abatir esos registros y devolver a los michoacanos un poco de paz y sosiego, de tranquilidad; compromiso en el que implicó trabajar desde diferentes aristas, una de ellas, la construcción del C5i, uno de los centros de inteligencia más grandes e importantes de América Latina.

C5i
Cámaras de videovigilancia del C5i ayudaron a frustrar un delito.

La fórmula de combinar la tecnología y la fuerza humana, tiene en el C5i uno de los ejemplos más claros de éxito, logrando revolucionar la forma de gobernar al poner en operación sistemas automatizados que ayudan a la toma de decisiones con bases científicas y metodológicas y trabajo de inteligencia.

Así, la revisión permanente de más 6 mil cámaras de videovigilancia y el monitoreo de 18 mil 250 botones de emergencia en todo el Estado, permiten una mayor eficiencia y capacidad de respuesta de las corporaciones policiacas al detectar o recibir los reportes de incidentes y solicitudes de auxilio.

Eso fue lo que sucedió en las Curvas del Gato, Valle Verde, municipio de Zitácuaro, a principios de mayo de este año, cuando la mujer policía se le atravesó, sin pensarlo dos veces, al auto abordado por Carlos H. M., de 36 años de edad, quien, minutos antes, violentó a una mujer que viajaba a con sus dos hijos, de 9 y 6 años, en un Mini Cooper color azul y placas PGE-301L.

El muro digital del C5i mostró a los monitoristas cómo Carlos H.M., toma a la mujer, su pareja, del cuello, por la espalda y prácticamente la arrastra a unos arbustos, cerca de una construcción. Ahí, la tira al suelo y la golpea con violencia.

El reporte ya había sido emitido a las corporaciones. Así, cuando el presunto agresor se sube al auto con los menores e intenta arrancar, pierde tiempo valioso para evadir a la mujer policía que se plantó frente a él y aunque escapó de la elemento, su esfuerzo fue en vano: poco después fue detenido en operativo desplegado.

La “atrocidad” de Carlos H. M., como fue calificada por el Gobernador Aureoles Conejo, se viralizó en redes sociales, generando, por un lado, el repudio al violento hombre y, por otro, el reconocimiento a los elementos.

C5iFoto: especial

C5i, una telaraña gigante de inteligencia y tecnología sin par en México

La construcción de 7 mil 800 metros cuadrados, montada en un terreno de más de 31 mil 580 metros cuadrados, no tiene par en México. Situado al poniente de la mancha urbana de Morelia, capital de Michoacán, el C5i concentra las áreas de Emergencias (911), Denuncia 089, Policía Cibernética, Investigación y Análisis, Sala de Crisis (para atender contingencias), Auditorio para Capacitación, Show Room (Espacio para visitas guiadas) y, desde hace unos días, la Unidad de Inteligencia.

Tiene espacios, además, para autoridades de los tres órdenes de gobierno, como la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Fiscalía General del Estado, la Policía Federal y la Policía Municipal.

El C5i es la matriz desde donde se teje la telaraña gigante de tecnología, enlazando a los 11 subcentros del Estado, con acceso y monitoreo en tiempo real de las 6 mil 60 videocámaras; hasta antes de su apertura, la vigilancia apenas alcanzaba para revisar mil 120 cámaras de Morelia. Así de grande es ahora.

Los videomuros del Centro de Comando cobraron vida a partir de ese 18 de septiembre de manera permanente, incrementando la capacidad de respuesta para contestaciones ministeriales y judiciales de las 600 solicitudes que, en promedio, se reciben mensualmente, sobre registros de video y voz.

Ahora, en Michoacán, la revisión es permanente en los municipios de riesgo, en todas las autopistas y en accesos al Estado; son 300 kilómetros de fibra óptica, ocho complejos regionales y 55 arcos carreteros para detectar imágenes y placas.

C5iFoto: especial

Estrategia integral

El C5i es pieza clave en la estrategia integral de combate a la inseguridad y la violencia que trazó Aureoles; “son el resultado de un gran esfuerzo que vemos cristalizado y que cuenta con dos componentes esenciales que son la parte tecnológica y el capital humano”, describió.

En su momento, el propio secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana del país, Alfonso Durazo Montaño, expresó su reconocimiento al “compromiso, colaboración, coordinación y disposición extraordinaria en el ámbito de la seguridad pública de Silvano Aureoles” y el gobierno que encabeza.

Es, dijo, “un aliado imprescindible en el ámbito de la seguridad, ejemplo de ello es la evolución tecnológica que ha venido a complementar ese recurso humano con una aportación importante y valiosa para las tareas de seguridad pública”.

Los resultados derivados del inicio de operación del complejo, fueron inmediatos. Sólo en el primer mes de trabajo, a través de los 55 arcos de seguridad y el monitoreo permanente, se recuperaron 68 vehículos con reporte de robo. Además, 579 apoyos prehospitalarios, 115 de bomberos, así como mil 43 servicios en materia de tránsito y vialidad fueron procesados desde el C5i.

En promedio, a la semana, las instituciones policiacas, de justicia, salud y vialidad, atienden de 3 a 4 mil servicios en materia de seguridad, protección civil o servicios médicos, reportados al 911 o al 089. Un servicio más optimizado a partir del inicio de operaciones de la Unidad de Inteligencia, recientemente presentada.

Generador de empleos

El complejo tiene además servicio de psicología y de materiales peligrosos; monitorea instituciones privadas como centros comerciales y de salud federal, como el IMSS y el ISSSTE; la apertura de ese espacio se fortalece con los subcentros en Huetamo, Apatzingán, Coalcomán y Jiquilpan, equipados con área operativa, salas de juntas, espacios para capacitación y comedor, donde los elementos son apoyados con alimentación.

El beneficio colateral se fortaleció con la construcción de nuevos subcentros en Zitácuaro, ya en operación; Lázaro Cárdenas y Uruapan. Pendientes, están los edificios de La Piedad y Zamora.

Hasta el 2015, el C5i era atendido con 160 elementos; para esta nueva etapa en pleno, son más de 609 los elementos integrados al complejo, donde más del 50 por ciento, son mujeres. Un área especial está integrada por trabajadores con algún tipo de discapacidad.

C5iFoto: especial

olr