Conflicto

Sangre por sangre, advierten productores de Chihuahua 

Líder comunal de Rosales sostiene que hasta 8 mil están listos para defender su derecho al agua; AMLO acusa interés político-electoral en la toma de La Boquilla; señala a 2 exgobernadores y a Gustavo Madero; Corral responde que el Presidente es quien da ese manejo al conflicto; ponen a disposición a 17 de la GN 

La Boquilla
Al cierre de la edición, comuneros publicaron en Twitter que les cortaron la luz en La Boquilla y San Francisco de Conchos, ante una presunta llegada de la Guardia Nacional para retomar la presaFoto: Especial
Por:
  • Jorge Butrón

“Lucharemos hasta las últimas consecuencias por nuestro derecho al agua; va a ser sangre por sangre hasta que se vayan y nos dejen en paz. El conflicto seguramente escalará, pero estamos preparados para todo”, aseguró Santos Anchondo Nájera, presiente de la Asociación Nacional de Productores de Leche y líder comunal en el municipio de Rosales, Chihuahua.

Tras el conflicto suscitado por el control de la presa La Boquilla, el líder lechero alertó que el conflicto apenas empieza, ya que están llegando a la zona de San Francisco de Conchos decenas de militares y elementos de la Guardia Nacional para reforzar la seguridad, lo que considera una amenaza para los agricultores y sus familias.

“Llegaron como 20 camiones cargados y están incitando a la violencia, pues están dispuestos a disparar; pero aquí nos podemos reunir hasta ocho mil gentes para defendernos y estamos preparados, porque va a ser sangre por sangre, ya que mataron a dos de nuestros compañeros y eso no se va a quedar así”, dijo en entrevista con La Razón.

Lucharemos hasta las últimas consecuencias por nuestro derecho al agua; va a ser sangre por sangre hasta que se vayan y nos dejen en paz. El conflicto seguramente escalará, pero estamos preparados para todo

Santos Anchondo, Líder comunal en el municipio de Rosales

Desmintió que haya un “huachicoleo” por el agua, ya que en este ciclo no alcanzaron a completar sus cosechas y se perdieron alrededor de 27 mil millones de pesos por la falta del recurso; además, de que desde hace meses se han encarecido las pasturas de las siembras, lo que ha propiciado la muerte de al menos 30 cabezas de ganado en la región.

“Tenemos 22 mil hectáreas afectadas y ellos mienten, porque no nos dieron la suficiente agua para terminar nuestro ciclo. Con las manos cruzadas se llevan el agua a Estados Unidos y a nosotros nos dejan sin nada. Si el agua es un tema de seguridad nacional, ¿por qué nos la roban y se la llevan, cuando deben garantizar el suministro a los productores?”, cuestionó.

Añadió que tomaron el 66 Batallón del Ejército y están pidiendo que entreguen “a quien mató a los compañeros, pero esto va a donde tope. No queremos más fallecimientos, pero si no se puede el diálogo, estamos dispuestos a llegar a lo que sea”.