Denuncian en Ojo de Agua caso de zoofilia

Denuncian en Ojo de Agua caso de zoofilia
Por:

Habitantes de la colonia Santa María Tonanitla, en la localidad de Ojo de Agua, descubrieron un caso de zoofilia el 23 de octubre pasado, cuando, alertados por los aullidos anormales de un perro pasada la medianoche, llegaron al domicilio de un sujeto conocido como El Percy, en donde encontraron a Cindy, una perrita pitbull, sangrando luego de ser atacada sexualmente.

Aunque en México no hay una cifra exacta del número de perros que son víctimas de prácticas sexuales, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), México ocupa el tercer lugar en crueldad animal y 70 por ciento de los 18 millones de perros que hay en el país se encuentran en condiciones de abandono o maltrato, que incluyen lesiones, tortura, agresión sexual o la muerte.

Te puede interesar: ¿Cuánto cuesta el pasaporte mexicano en este 2020?

Norma Huerta, dirigente de Mundo Patitos, detalló que durante el año que recién concluyó la organización tuvo conocimiento de cinco hechos de zoofilia ocurridos en el Estado de México.

La activista detalló que por el caso de Cindy se notificó a la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente, mientras que en los restantes se presentaron ante la misma instancia y ante el Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado de México.

En cuatro de los casos se inició la investigación y aún no hay avances, mientras que en el quinto no procedió la querella por falta de testimonios ya que, en ocasiones, la gente no se atreve a denunciar por temor a represalias de los agresores.

“La palabra justicia es muy ambigua. Yo entiendo por justicia que se proceda y que el agresor sea sancionado y esté en la cárcel. En varios casos hubo una persona detenida, pero en menos de 48 horas salió por falta de pruebas. Eso no es justicia”, acusó.

La activista consideró que el aumento de las denuncias en los últimos años se debe a que se ha tipificado el delito de maltrato animal en los códigos penales en 28 de las 32 entidades.

“es necesario tipificar como un delito aparte la violación de un canino; es un acto atroz, tanto como cuando sucede de persona a persona”

Norma Huerta

Dirigente de Mundo Patitas

“Antes no se podía denunciar ningún tipo de maltrato animal, ahora el abuso sexual de un perro ya entra en esa categoría, por eso también han aumentado las denuncias, pero es necesario tipificar como un delito aparte la violación de un canino; es un acto atroz, tanto como cuando sucede de persona a persona”, señaló.

La también exintegrante de la organización Greenpeace consideró que la práctica de estos ilícitos es constante desde hace años, pero al no estar tipificados como delito aislado no hay estadísticas, además de que muchos de los casos no se conocen pues ocurren entre muros y es un crimen en el que la víctima no puede denunciar.

Agregó que en muchas ocasiones los vecinos pese a darse cuenta de que ocurre algo tampoco intervienen, pues consideran que por ocurrir en propiedad privada no pueden denunciar y los agresores siguen abusando continuamente de los canes, incluso hasta matarlos.

“Es un abuso, no importa si seas mujer, niño o animal; sea lo que seas, el que te toquen tu cuerpo sin tu consentimiento, sin que estés consciente de lo que están haciendo es un abuso que tiene que ser sancionado”, aseveró.

De acuerdo con Huerta, “en la mayoría de estos abusos también se habla de agresores seriales. Hace tres años, también denuncié el caso de una perrita abusada por un indigente, en Huixquilucan, y después supe que este sujeto había violado por lo menos a tres perritos. Denunciamos, pero como es indigente, se movió de lugar y ya no se le volvió a encontrar”.

El dato: El martes pasado en la Ciudad de México fue dejado en libertad Fidel “N”, un diablero de la Central de Abastos, encarcelado por quemar a una perra pitbull, pues el delito no es grave.