Advierten pérdidas al campo por 17 mmdp

Escala el conflicto de aguas en Chihuahua

Diputados denuncian que 130 millones de metros cúbicos que se extrajeron para llevar el recurso a EU no están registrados; comprometidas 80 mil hectáreas de cosecha

Chihuahua
El pasado domingo, un grupo de productores agrícolas se enfrentó a la Guardia Nacional en la presa Las Vírgenes, en protesta por el trasvase de agua para abastecer de este recurso a otro embalse, con el fin de cumplir con la deuda del recurso hídrico que tiene el país con Estados Unidos.Foto: Especial
Por:
  • Frida Sánchez

Al denunciar que la extracción de agua de presas de Chihuahua deja vulnerables a agricultores y trabajadores que se quedan sin sus cosechas —las cuales generan ingresos por casi 17 mil millones de pesos—, diputados del Congreso local pidieron a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) detener el trasvase y privilegiar el diálogo con los campesinos.

Las extracciones en presas en la comunidad de Las Delicias, como la de La Boquilla, Francisco I. Madero (también conocida como Las Vírgenes) y la Luis L. León han sido tema de controversia desde principios de año, pues autoridades federales aseguran que se realizan con el fin de cumplir con lo estipulado en el Tratado Internacional del Agua de 1944.

Los legisladores solicitaron que se considere a los campesinos, para quienes advierten afectaciones y pidieron al Gobierno federal que se dé cumplimiento a lo establecido en el referido tratado, pero sin arriesgar las cosechas que generan millones de pesos por la producción de chile, alfalfa, cebolla o piel de ganado. 

Los productores de los distritos de riego no están en contra del cumplimiento del tratado de agua de 1944, pero sí se quiere que se privilegie el diálogo para llegar a una mejor solución al conflicto originado por la forma en que se ha manejado la administración del agua

Jesús Valenciano, Diputado del PAN

“Que quede claro, no nos confundamos, los productores de los distintos distritos de riego no están en contra del cumplimiento del tratado de agua de 1944, como tampoco lo estamos quienes suscribimos el presente posicionamiento, pero sí se quiere que se privilegie el diálogo para llegar a una mejor solución al conflicto originado por la forma en que se ha manejado la administración del agua”, se lee en un punto de acuerdo firmado por el diputado Jesús Alberto Valenciano, presentado en el Congreso.

En dicho documento, se pidió que se “dé fin a la opacidad en la medición del agua que se entrega a nuestro vecino del norte”, al referir que hace dos meses se extrajeron 130 millones de metros cúbicos de la presa El Granero, sin que esto aparezca en los registros de la cantidad de agua que se otorga a Estados Unidos. 

Al respecto, el diputado Jesús Valenciano explicó a La Razón que son cerca de 80 mil hectáreas las que quedan en riesgo con la extracción de líquidos, y acotó que si bien el argumento es cumplir con el tratado internacional, cada año el estado de Chihuahua paga más de 50 por ciento de lo que corresponde; además de que la fecha límite para cumplir con ese pago es el 24 de octubre, por lo que la petición es que se les permita atraer las ganancias de la temporada de lluvias antes de seguir con las extracciones. 

“Nuestra temporada de lluvias apenas comenzó y ellos no quieren dar pie a que nuestra temporada de lluvias termine. Estamos seguros que con los escurrimientos de esa temporada fácilmente vamos a alcanzar en su totalidad el pago que ellos están exigiendo. Es muy distinto si nos faltan 100 millones de metros cúbicos, a quererse llevar ahorita más de 500 millones de metros cúbicos”, dijo. 

Gráfico

PIDEN QUE GN los proteja

 El punto de acuerdo fue presentado luego de un enfrentamiento ocurrido el pasado domingo entre campesinos y elementos de la Guardia Nacional (GN) en la presa Francisco I. Madero, el cual, a decir de Valenciano, además de las afectaciones a los pobladores por el tema del agua, deja entrever que la corporación federal puede estar para reprimir pero no para salvaguardar a las comunidades.

El legislador aseguró que el Congreso de Chihuahua ha pedido en varias ocasiones que la GN intervenga en zonas inseguras del estado —como la Sierra Baja o en Juárez—; sin embargo, la respuesta siempre es que no tienen personal suficiente para atender a esos llamados.

“Nosotros, desde el Congreso, hemos exigido que la Guardia Nacional intervenga en los lugares más complicados que tiene Chihuahua y la respuesta es que no tienen el personal suficiente, y el domingo, de la noche a la mañana, amanecen 300 elementos de la Guardia Nacional, armados, a resguardar y a atacar a los agricultores que lo único que hacen es defender el agua para seguir con su ciclo agrícola y que no se les echen a perder sus cultivos”, demandó.