Descubrimiento

Hallan en Quintana Roo mina subacuática de ocre de 10 mil años

Se estima que tendría entre 12 y 10 mil años; es paralelo a “Naia”, esqueleto de una joven encontrado en 2014

Buzo
Un equipo internacional de espelobuceo descubre el yacimiento minero posiblemente más antiguo de AméricaFoto: INAH
Por:

Arqueólogos subacuáticos y espeleobuzos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Centro Investigador del Sistema Acuífero de Quintana Roo AC (CINDAQ) encontraron la mina de ocre más antigua del continente en una cueva inundada en dicho estado, la cual cuenta con una antigüedad de entre 12 y 10 mil años.

Roberto Junco, titular de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del INAH, informó ayer que La Mina muestra en sus fechamientos un paralelismo con “Naia”, el antiquísimo esqueleto de una joven encontrado en 2014, dentro del sitio arqueológico de Hoyo Negro, ubicado en las cercanías de Tulum.

En un comunicado detalló que La Mina es una continuación de Hoyo Negro, “no sólo por la relativa cercanía geográfica de ambos contextos, sino porque el primero complementa en gran medida el conocimiento que se tiene acerca del segundo.

Ahora sabemos que los humanos antiguos no sólo se arriesgaban ingresando al laberinto de cuevas para buscar agua o huir de los depredadores, sino que también entraron a ellas para realizar minería, alterándolas y generando modificaciones

Roberto Junco, Subdirector de Arqueología Subacuática del INAH

“Ahora sabemos que los humanos antiguos no sólo se arriesgaban ingresando al laberinto de cuevas para buscar agua o huir de los depredadores, sino que también entraron a ellas para realizar minería, alterándolas y generando modificaciones culturales al interior”, detalló el funcionario.

Lo anterior ha podido constatarse mediante la localización de diversos espacios y acomodamientos de materiales que evidenciaron ser resultado de una arcaica intervención humana, esparcidos a lo largo de seis kilómetros de pasajes inundados que no habían sido explorados, pues permanecían ocultos detrás de restricciones de rocas y estrechos pasajes de 70 centímetros de diámetro.

Un buzo del INAH en el sistema submarino de cuevas cerca de Playa del Carmen.Foto: Especial

Hasta el momento no se han encontrado restos óseos humanos en La Mina, pero sí se hallaron herramientas rudimentarias de excavación, señales que habrían usado para no perderse y cúmulos de piedras vinculados con el primigenio quehacer minero.

“Ahora podemos imaginarnos a ‘Naia’ entrando a las cuevas por ocre, un elemento que hasta hoy, en comunidades de África, es la pintura corporal inorgánica más usada para crear pigmento rojo. Esto abre la posibilidad de que el mineral tuviera no sólo importancia decorativa sino incluso una carga identitaria, o que se usara para crear manifestaciones artísticas, entre muchas otras hipótesis”, explicó Junco.

  • El dato: Los pigmentos de ocre se usaron en pinturas y arte rupestre, decoración de rocas, tumbas y otras estructuras de pueblos del paleolítico.