Veterinarios esperan aumentar sus posibilidades

Hipopótamo bebé de Zacango lucha por sobrevivir

El ejemplar tiene apenas 7 días de nacido, pero su madre debe producir leche de calidad; otras cuatro crías de la hipopótama han muerto 

Hipopótamo Zacango
Un hipopótamo bebé con su madre, en el zoológico de Zacango.Foto: Especial
Por:

En el zoológico de Zacango un hipopótamo bebé del Nilo, de apenas siete días de nacido lucha por sobrevivir.

Los médicos veterinarios y promotores de Bienestar Animal del Parque Ecológico Zacango realizan sus mayores esfuerzos para lograr que esta cría, la quinta de Tamba la hipopótama del parque, luego que otras cuatro no lograron sobrevivir, alcance el crecimiento y la madurez suficiente para valerse por sí misma.

Sus probabilidades son escasas, apenas un 15 por ciento, aunque las expectativas son favorables pues gracias a la intervención humana esta probabilidad puede aumentar. 

El Hipopótamo del Nilo se encuentra en peligro de extinción por la cacería y la devastación de su hábitat.Foto: Especial

Todo dependerá de que Tamba su madre, logre generar la leche suficiente y de calidad para alimentarlo, por ello el esfuerzo de los especialistas en vida salvaje se enfocaron en mejorar la alimentación de la madre.

El pequeño Hipopótamo del Nilo nació el pasado 13 de julio, luego de ocho meses de gestación.

El chachorro fue separado de su padre, Mundo, para evitar que pudiera haber una reacción adversa, un comportamiento natural de la especie.

El pequeño, a diferencia de otras camadas, se ve fuerte y aparenta buena salud. 

Hipopótamos del Nilo en el zoológico de Zacango.Foto: Especial

“Su estado ahorita es estable aparentemente, ya que se le ha observado junto a la mamá, van a todos lados juntos, entran al agua, salen a comer y los últimos días hemos visto que el ejemplar se observa aparentemente bien”, señaló la médico veterinaria Juliana Leal Nieves, del área Clínica del Parque Ecológico Zacango.

El zoológico cuenta con tres ejemplares adultos del Hipopótamo del Nilo : Gloria de 41 años y Mundo de 43 años, que fueron donados en 1991 por una Unidad de Manejo y Aprovechamiento para la Conservación de la Vida silvestre (UMA) privada, y Tamba, de 22 años, que nació en Zacango, a los que se suma la pequeña cría que aún no han podido determinar el sexo, porque permanece la mayor parte del tiempo sumergida en el agua.

Desde la llegada de los hipopótamos a Zacango, se han registrado aproximadamente 20 nacimientos de esta especie, siendo una familia de ejemplares que ha logrado adaptarse a las bajas temperaturas de invierno y a la altura de más de 2 mil 800 metros sobre el nivel medio del mar (msnm) en las que se encuentra ubicado el parque.

El Hipopótamo del Nilo está incluido en el catálogo de especies vulnerables en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN por sus siglas en inglés) debido a la fragmentación de su hábitat y a la caza ilegal e indiscriminada de estos animales para conseguir su carne y el marfil de sus dientes. 

El Parque Ecológico Zacango se convirtió en un importante centro de conservación de especies, difundiendo mensajes para la protección de cada ejemplar que habita en el Parque.