Jueves 3.12.2020 - 03:56

Sus trabajadores no paran pese a la pandemia

Maquiladoras, el símbolo de la explotación que ahora es foco de COVID-19

En ocho meses de contingencia, operan sin sana distancia ni protocolos de salud; comen amontonados, laboran hombro a hombro, y a los vulnerables, los echan

cuartoscuro_754842_impreso
Trabajadores de la empresa Plantronics se manifestaron a las afueras de la maquiladora por las jornadas laborales sin tomar medidas de sana distanciaCuartoscuro
Por:

Rocío no sabe de confinamientos. En ocho meses de contingencia sanitaria en todo el país, esta trabajadora de una maquiladora de electrocomponentes en Ciudad Juárez, Chihuahua sólo tuvo oportunidad de resguardarse en su casa por cinco días, en junio. Al parecer, a sus patrones no les fue relevante que ella es hipertensa y que, por lo tanto, forma parte de los grupos vulnerables al COVID-19.

Pese a que la pandemia puso en jaque a la economía del país, algunos sectores no se detuvieron. La industria en la frontera norte siguió en marcha, lo que implicó que empleados en situación de riesgo no dejaran de laborar.

Rocío —cuyo nombre fue modificado por temor a represalias— continuó activa en la maquila, a pesar de que en las dos semanas anteriores Chihuahua se convirtió en la primera entidad mexicana en volver a rojo en el semáforo epidemiológico, cuando su capacidad hospitalaria para enfermos de COVID-19 superó el 80 por ciento.

Pero no sólo es el hecho de tener que trabajar en medio de la emegencia de salud; en entrevista para La Razón, Rocío contó que no existen condiciones salubres para hacerlo y tampoco se cumplen los protocolos establecidos por la Secretaría de Salud para evitar la propagación del virus.

"El 1 de junio nos hablaron para que llevaramos las recetas, donde se avala que, en mi caso, tengo hipertensión. En ese momento me dijeron: 'vete a tu casa hasta nuevo aviso', y así quedó"; sin embargo, días después, su quincena no llegó.

Entonces marco a mi jefa y me dice: 'ya te dieron de baja', '¡¿cómo que ya me dieron de baja?!', le pregunto, pues lo único que se podía hacer era que esos días me los tomaran como días de permiso. Al lunes siguiente me tuve que regresar a trabajar para evitar el despido

Rocío/Trabajadora de maquila

El caso de Rocío no es el más grave, en las maquiladoras de Chihuahua también hay decenas de trabajadores de la tercera edad, personas con enfermedades crónico-degenerativas y hasta mujeres embarazadas, quienes no han podido resguardarse en su hogares.

"Según por la pandemia nos iban a mandar a cuarentena y hasta hoy es hora que no nos mandan, ya pasaron ocho meses", advierte la trabajadora de 40 años.

TRABAJAR Y ENFERMARSE O MORIR DE HAMBRE

Martha enfrenta también la pandemia desde su trabajo en una maquila de tecnología del sector químico. Ella ya se enteró que por lo menos nueve de sus compañeros dieron positivo a Covid-19.

Trabajadores más vulnerables al COVID-19 han sido despedidosCuartoscuro

"A la gente vulnerable no la han dejado ir a casa a pesar de que estamos en semáforo rojo", denunció Martha. "Lo único que nos dan son cubrebocas y gel, pero de mala calidad. Se siente más como agua con alcohol que otra cosa".

Impedidos de permanecer en cuarentena, empleados de esta industria realizaron varias manifestaciones ya no para exigir que se les permita confinarse, sino para que les garanticen mayor seguridad en su espacio de trabajo, que consideran un foco de infección.

En abril pasado, al menos en tres fábricas de Ciudad Juárez los empleados suspendieron labores luego de que se diera a conocer el deceso de 13 personas de la maquiladora Lear Corporation; las protestas ocurrieron varias veces hasta mayo pasado; pese a ello, sus esfuerzos han sido en vano, pues aún cuando el estado gobernado por Javier Corral se mantiene en alerta, ellos continúan sin suspender.

Videos que trabajadores de maquiladoras hicieron llegar a La Razón muestran a empleados amontonados en su hora de comida; si bien hay plásticos que los separan en algunas mesas, la sana distancia no se cumple. Son decenas en un espacio cerrado, algunos sin cubrebocas.

En otros casos, trabajadores acusaron que la colocación de mamparas se logró apenas en noviembre, ocho meses después de que se activó la contingencia sanitaria, el 31 de marzo de 2020.

Los geles sanitizantes que tienen, en serio que parece puro gel, ni huele a alcohol; el túnel (sanitizante) huele hediondo, los tapetes que están a la entrada nunca tienen cloro, siempre están secos

Rocío/Trabajadora de maquila

El problema se agrava a la hora de armar los aparatos que se producen en esas fábricas. Hay que tocar todos los componentes, pasarlos de mano en mano para concluir el proceso de armado. "Yo hago ensamblaje para montar electrodomésticos. Agarro un conector, le pongo cables, se lo paso a la compañera, ella a la otra y así se hace la cadenita. Al momento de yo agarrarlo con mi mano lo contamino y luego lo paso".

Mientras tanto los brotes continúan. El pasado 17 de noviembre medios locales reportaron que en el último mes se contagiaron casi 80 personas de la empresa Electrolux, con lo que suman 138 infectados sólo en esa maquila.

EXPLOTACIÓN LABORAL, UN TEMA HISTÓRICO

Las condiciones de explotación laboral y falta de oportunidades para empleados de maquiladoras en el país no se originaron en la pandemia. Para ellos, la llegada del SARS-CoV-2 sólo recrudeció una situación ya crítica.

"Se agravó la dificultad, pero desde siempre ha sido así", señaló una de las entrevistadas por este medio.

Trabajadores imploran que, al menos, se garanticen los protocolos de seguridad, para evitar contagios de COVID-19Cuartoscuro

La industria maquiladora en nuestro país emplea a cerca de 3 millones de personas sólo en los estados que conforman la frontera con Estados Unidos, sin contar a Puebla, donde ya varios sectores automotrices generan la misma dinámica.

De acuerdo con el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), presentado en octubre pasado, en agosto, la industria de las maquiladoras se mantuvo al alza por cuarto mes consecutivo, pese a la contingencia por la crisis sanitaria. Lejos de resguardarse en sus hogares, los empleados laboraron más.

Sólo en agosto, respecto al mes previo, el personal ocupado en este sector creció 0.3 por ciento, las horas trabajadas aumentaron en 0.7 por ciento y las remuneraciones pagadas al personal contratado en el Programa de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (Inmex) aumentaron en 0.1 por ciento.

En el círculo rojo se aprecia la recuperación del número de personas ocupadas hasta agosto de 2020.Inegi

Pese a que la industria tuvo pérdidas debido a la contingencia, se prevé que para diciembre llegue la recuperación, de acuerdo con Inmex.

MÁS ENFERMOS, MÁS TRABAJADORES

La activista por los derechos laborales, Susana Prieto Terrazas, dijo a La Razón que en las maquilas no sólo no se suspendieron labores, sino que en los espacios de trabajo incluso se registró un sobrecupo de la plantilla laboral, con lo que las posibilidades de acatar el distanciamiento social se hicieron nulas.

La industria maquiladora está trabajando con entre 150 y 200 por ciento de su capacidad laboral, porque están sumando turnos especiales (que pueden ser de cuatro días laborales) ya sean de lunes a jueves o los de fines de semana

Susana Prieto/Activista

A pesar de que muchos continuaron trabajando, también hubo despidos masivos contra los trabajadores más vulnerables, explicó Prieto Terrazas. 

“Tras haber sido enviados a sus hogares para resguardarse, en marzo pasado, fueron despedidos porque sabían que esto no se iba a terminar ni en un día ni en dos meses, entonces hacen despidos masivos. Yo calculo que la maquiladora ha despedido entre 15 y 20 mil trabajadores, sumado al desempleo de comercios, servicios, de la construcción y otros sectores".

OPORTUNIDAD DE EMPLEO ANTE LA CRISIS

Pese a las condiciones, algunas personas coinciden en que en medio de la crisis de salud y económica que enfrenta el país, obtener un puesto en una maquiladora puede ser un salvavidas.

Ante el aumento de la demanda en los últimos meses, el titular de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) Matamoros, en Tamaulipas, Rogelio García Treviño, llamó a las personas que se quedaron sin empleo por la pandemia a acercase a las bolsas de trabajo de este sector, incluso cuando la mayoría son temporales.

Lo que nos mueve mucho en la zona es la exportación al extranjero, mucho de la industria automotriz se produce aquí y se mandan a las armadoras. Entonces es fuerte y generaría más empleos

Rogelio García Treviño/Canacintra

En entrevista para La Razón, García Treviño comentó que durante los primeros siete meses de la pandemia la industria llegó a perder hasta 4 mil 500 empleos que estaban registrados ante el seguro social.

Sin embargo, cada mes se han recuperado un poco, de tal suerte que ahora sólo tienen una pérdida de 800 empleos.

Muy probablemente vayamos a terminar igual que como empezamos. Es un consuelo muy leve porque al menos la gente que estaba trabajando recuperó su trabajo

Rogelio García Treviño/Canacintra