Domingo 18.04.2021 - 00:51

Policía Estatal absorbe control en 5 municipios

Tras masacre, reconoce Barbosa clima violento

Gobernador de Puebla admite que hay comunidades enteras donde la delincuencia es la principal actividad; dice que ya se ubicó a responsables de balacera en Tecamachalco

Puebla
La explosión de un ducto de gas en Acajete, por extracción ilegal, en julio de 2018.Foto: Cuartoscuro
Por:
  • Frida Sánchez

Luego de que la madrugada del domingo se registrara un nuevo enfrentamiento entre presuntos grupos delictivos, que dejó siete personas sin vida en Tecamachalco, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, reconoció que esa localidad es una zona “de alta criminalidad y alta violencia”, por lo que asumirá el control de su seguridad, como la de otros cuatro municipios.

“Tecamachalco se ha vuelto un lugar con una alta criminalidad y alta violencia, debemos de reconocerlo así. No podemos matizar hechos como los que ocurrieron el fin de semana de la ejecución —sea cual sea la causa— de siete personas. Es decir, sean personas vinculadas a actividades ilícitas o no”, dijo ayer.

En rueda de prensa, el gobernador morenista afirmó que su administración ya tiene identificadas a todas las bandas que operan en esa zona, así como a las personas que participaron en los hechos del fin de semana, por lo que la policía estatal se encargará de hacer “la limpia” de delincuentes tanto en Tecamachalco como en los municipios de Huixcolotla, Tochtepec, Yehualtepec y Molcaxac.

“Pertenecer al Triángulo Rojo (como se denomina al área donde impera la extracción ilegal de combustible) ha hecho esta condición muy riesgosa. Nos vamos a hacer cargo nosotros, obviamente en coordinación con las autoridades municipales, pero nosotros, el gobierno del estado, (asumirá) la seguridad pública en Tecamachalco”, remarcó.

Barbosa aseguró que en ese municipio existen comunidades en las que la mayoría de la población tiene a la delincuencia como su principal actividad, una situación que se ha dado durante mucho tiempo, lo cual, dijo, no se permitirá más.

“No lo vamos a permitir, así que vamos a asumir el control de la seguridad pública en Tecamachalco y desde ahí vamos a operar la relación con los demás municipios” y acotó que en la estrategia de combate a la delincuencia participará también la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Fiscalía General del Estado (FGE).

Tecamachalco no será el primer municipio en el que el gobierno poblano tome el control de su seguridad pública. En octubre de 2019 la Secretaría de Seguridad Estatal asumió el mando del municipio de Venustiano Carranza, a solicitud de las propias autoridades locales, en medio de una ola de violencia. En esa ocasión, el gobernador Miguel Barbosa anunció que se investigaría a los mandos policiales de la corporación para evitar que estuvieran inmersos en actos delictivos.

Tecamachalco se ha vuelto un lugar con una alta criminalidad y alta violencia, debemos de reconocerlo así. No podemos matizar hechos como los que ocurrieron el fin de semana de la ejecución —sea cual sea la causa—, de siete personas

Miguel Barbosa, Gobernador de Puebla

En marzo pasado, por medio de un decreto, el gobierno estatal asumió el mando de la seguridad en la capital poblana; aunque en un principio no se decretó por cuánto tiempo lo haría, en julio se dio a conocer que el plazo es de un año.

En 2019, Puebla fue uno de los estados que no permitieron que la organización Causa en Común realizara la encuesta “¿Qué piensa la policía” a los elementos de Seguridad estatal, en la que se busca conocer la percepción de los oficiales ante sus condiciones laborales.

Sin embargo, la ONG refleja que la entidad es la segunda a nivel nacional con mayor cantidad de paros por parte de las corporaciones locales.