Martes 19.01.2021 - 01:51

Michoacán hace “cirugía mayor” a hospitales

Michoacán hace “cirugía mayor” a hospitales
Por:

En la comunidad de Tzintzimeo, en la zona rural de Michoacán, sus habitantes vieron demoler el viejo Centro de Salud donde les atendieron durante los últimos 30 años y que ya estaba prácticamente en ruinas, con humedad y deterioro de todas sus áreas y equipos.

Fue necesario levantar uno completamente nuevo y moderno, como parte de una “cirugía mayor” recetada por el gobierno estatal a toda la infraestructura de salud en Michoacán.

Las nuevas instalaciones cuentan con áreas de estancia corta, archivo, almacén, séptico, farmacia y estimulación temprana, que antes no había en esta comunidad del municipio de Álvaro Obregón.

Además de área para inmunizaciones, curaciones, hidratación oral y sanitarios, además de instalaciones hidráulicas, eléctricas y sanitarias.

La misma experiencia pasó en Ocampo, un municipio enclavado en la reserva de la Mariposa Monarca, donde sus habitantes llevaban cuatro décadas recibiendo atención médica en condiciones precarias por el deterioro de su centro de salud.

Las instalaciones fueron finalmente intervenidas, y en 2019 inauguradas.

[video width="480" height="270" mp4="https://www.razon.com.mx/wp-content/uploads/2020/02/WhatsApp-Video-2020-02-27-at-23.15.11.mp4"][/video]

“En los recorridos que hicimos, encontramos que este Centro de Salud no tenía los espacios adecuados; era un sitio en condiciones precarias, con apenas un pasillo y sin sala de espera”, describió Diana Carpio, titular de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), cuando se diagnosticó el problema de estos espacios.

En la localidad de Lázaro Cárdenas, pasó otro caso similar.

Ahí, la población de la tenencia de La Mira tuvo que esperar seis años para que finalmente llegara un gobierno que rescatara la obra que iniciaron a inicios de la década y que después fue abandonada.

Desde finales del gobierno de Leonel Godoy y los inicios de la administración de Fausto Vallejo, entre los años 2012 y 2013, los habitantes de ése lugar habían venido esperando se rehabilitaran las instalaciones que ya padecían los estragos del tiempo y de décadas de descuido.

Hoy, el Centro de Salud -con 54 años de antigüedad- finalmente luce remodelado, ampliado y modernizado.

[caption id="attachment_1111699" align="aligncenter" width="765"] Centro de Salud de Lázaro Cárdenas.[/caption]

Y así fue también con el centro de salud de Ario de Rosales, al que le modificaron por completo el rostro y su operatividad.

[caption id="attachment_1111700" align="aligncenter" width="760"] Centro de Salud de Puruándiro.[/caption]

Después de 20 años de funcionar en instalaciones deplorables e inconclusas, la población de ese lugar finalmente vio “revivir” su centro de salud, el cual implicó trabajos de remodelación y dignificación por 19 millones de pesos.

En los últimos cuatro años, en Michoacán han sido sometidos a obras de remodelación e incluso de sustitución, los 430 centros de salud y 27 hospitales regionales.

“Si trabajamos coordinadamente podemos enfrentar los retos, sobre todo en salud, que es eje central de los esfuerzos que hacemos estado, federación y municipios”, señaló el Gobernador Silvano Aureoles.

Del abandono, a la modernidad

Cuando la actual administración de Silvano Aureoles asumió el poder, en octubre de 2015, el diagnóstico en salud era de un paciente en estado crítico.

Los 430 centros de salud estaban prácticamente en ruinas y los 27 hospitales tenían graves síntomas que complicaban su funcionamiento y operatividad. Poco o nada se les había invertido, ya que miles de millones de pesos que debían ser destinados a salud, acabaron en la nómina de maestros y otros gastos.

Había, además, cuatro hospitales inconclusos, dos de éstos en Pátzcuaro y Zacapu, donde se concentran municipios con alta densidad poblacional indígena.

[gallery size="full" td_select_gallery_slide="slide" ids="eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAyMFwvMDJcL20yLmpwZWciLCJ0aXRsZSI6Im0yIiwiY2FwdGlvbiI6IiIsImFsdCI6IiIsImRlc2NyaXB0aW9uIjoiIn0=,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAyMFwvMDJcL20zLmpwZWciLCJ0aXRsZSI6Im0zIiwiY2FwdGlvbiI6IiIsImFsdCI6IiIsImRlc2NyaXB0aW9uIjoiIn0=,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAyMFwvMDJcL20xLWUxNTgyODYxMzEzMjgyLmpwZWciLCJ0aXRsZSI6Im0xIiwiY2FwdGlvbiI6IiIsImFsdCI6IiIsImRlc2NyaXB0aW9uIjoiIn0=,eyJ1cmwiOiJodHRwOlwvXC9kMWR4dnJ5ZW45Z29pNS5jbG91ZGZyb250Lm5ldFwvd3AtY29udGVudFwvdXBsb2Fkc1wvMjAyMFwvMDJcLzM5LmpwZWciLCJ0aXRsZSI6IjM5IiwiY2FwdGlvbiI6IiIsImFsdCI6IiIsImRlc2NyaXB0aW9uIjoiIn0="]

Las otras dos obras inconclusas eran los nuevos hospitales Civil e Infantil, consideradas las más grandes obras de infraestructura en salud en las últimas décadas en Michoacán.

De acuerdo con documentos en poder de La Razón, había equipos en la red hospitalaria estatal con cinco años sin funcionar porque estaban descompuestos; había equipos en almacenes sin instalar y el equipamiento de casas de máquinas descontinuado.

La “cirugía mayor” permitió cambiarle el rostro a la infraestructura en salud de la entidad.

Eso implicó la compra e instalación de mobiliario e instrumental nuevos, renovación y mantenimiento de casas de máquinas, mantenimiento preventivo y correctivo de equipos médicos, imagenología digital, implementar un nuevo sistema de abasto de medicamentos y colocar luminarias.

De los hospitales inconclusos, ya fueron concluidos los de Pátzcuaro y Zacapu, y están en su etapa final los hospitales Civil e Infantil.

 

En el caso del Hospital Civil, contará con 250 camas censables y 157 no censables, así como 46 consultorios, 12 quirófanos y cuatro salas de expulsión.

El Hospital Infantil tendrá 100 camas censables y 75 no censables, además de 30 consultorios y seis quirófanos.

kl