Ayer, juez dictó auto de formal prisión contra el extitular

Nombran nuevo secretario de Seguridad en Aguascalientes

Juan Manuel Flores Femat, secretario de gobierno de la entidad, notificó que Jonás Chávez Marín
quedó como encargado del despacho luego de la detención de Porfirio Sánchez Mendoza, el pasado 2 de febrero

Jonás Chávez Marín, el nuevo titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Aguascalientes.
Jonás Chávez Marín, el nuevo titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Aguascalientes.Foto: Especial
Por:
  • La Razón Online

La Secretaría General de Gobierno de Aguascalientes dio a conocer que Jonás Chávez Marín fue nombrado como nuevo titular de la Secretaría de Seguridad Pública, luego de que se dictó auto de formal prisión contra Porfirio Javier Sánchez Mendoza.

Ayer por la tarde, el Juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales, Marcos Vargas Solano, determinó que la Fiscalía General de la República (FGR) aportó las pruebas suficientes para acreditar que el exfuncionario es presuntamente responsable por los delitos de tortura, abuso de autoridad y falsedad de declaraciones judiciales e informes dados a una autoridad.

En entrevista con medios, el secretario de gobierno, Juan Manuel Flores Femat, explicó que el nombramiento fue determinado por el gobernador Martín Orozco Sandoval y “por disposición de ley” ya que Chávez Marín fue quien se quedó como encargado del despacho luego de que Sánchez Mendoza fue detenido el pasado 2 de febrero.

Sostuvo que este cambio no presentará ningún problema, ya que el ahora secretario estaba al tanto de las operaciones de la dependencia, desde su cargo anterior como subsecretario de la misma.

Flores Femat también aseguró que el estado no está destinando recursos para la defensa de Sánchez Mendoza y mencionó que, pese a lo ocurrido, éste se encuentra como presunto responsable.

Durante la tarde, el abogado del caso, Julio Cerna, declaró, en entrevista con el programa Buenos Días Aguascalientes, que “el cuerpo del delito no está acreditado”, por lo que la orden de aprehensión no debió ser girada ni se le debió dictar auto de formal prisión.

También sostuvo que “no hay tortura”, por lo que espera que el proceso concluya con una sentencia absolutoria o la concesión de un amparo en contra del auto de formal prisión”.

El abogado afirmó que sólo hay un denunciante y negó la relación del caso con el exsecretario de Seguridad Pública durante el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna.

Añadió que ya estudian las estrategias que tomarán, dentro de las que contemplan promover una apelación en contra del auto de formal prisión o promover un amparo indirecto.

CEHR