“Estoy bien y recuperándome”: candidato apuñalado en Brasil

El representante de derecha y líder en las encuestas fue trasladado a un hospital en Sao Paulo; horas después del ataque escribió en su cuenta de Twitter que está bien y agradeció las oraciones de sus seguidores  

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Jair Bolsonaro, el candidato de derecha y líder en las encuestas electorales de Brasil que fue apuñalado el jueves, fue trasladado hoy a Sao Paulo y declaró estar “bien y recuperándose”, aunque probablemente no podrá volver a hacer campaña en la calle por la convalecencia.

“Estoy bien y recuperándome”, escribió Bolsonaro en su cuenta de Twitter, tras llegar al Hospital Albert Einstein de Sao Paulo, uno de los más prestigiosos del país.

El exmilitar y diputado fue trasladado la mañana de hoy desde Juiz de Fora, la ciudad en el estado de Minas Gerais (sudeste), después de que los médicos y la familia estimaran que tenía las condiciones para poder asumir el riesgo de un viaje aéreo tras las lesiones intestinales por la puñalada.

En un segundo mensaje, agradeció a Dios, a su familia, a los médicos y a sus seguidores por sus oraciones.

Analistas han señalado que no está claro cuál será el impacto en los electores del atentado contra el líder en las encuestas después de que el exmandatario Luiz Inacio Lula da Silva fuera inhabilitado. El ataque fue cometido por un hombre de 40 años que habría actuado solo y que, al parecer, sufría problemas mentales, según la policía.

Partidarios encienden velas en apoyo al candidato apuñalado durante un acto de campaña, el jueves 6 de septiembre. Foto: AP

Su hijo Flavio Bolsonaro, candidato a senador, dijo que podría representar a su padre en algunos actos de campaña, aunque el entorno de este polémico político, un nostálgico de la dictadura militar (1964-1985), da por seguro que sobrepasará el actual 22 por ciento en los sondeos y será el próximo presidente de Brasil.

Para el próximo domingo está organizada una manifestación en el centro de Sao Paulo que servirá para medir el apoyo de Bolsonaro, muy controvertido por sus posiciones extremistas sobre la homosexualidad o el combate a la violencia que afecta a Brasil, por ejemplo.

La campaña fue interrumpida este viernes por los otros candidatos a la presidencia, cuando falta exactamente un mes para que el 7 de octubre los electores voten en el primer turno de los comicios más inciertos de la historia reciente del país sudamericano.

kl