EU estrecha cerco financiero para estrangular al régimen de Maduro

La casa blanca afirma que las sanciones están calibradas para retirarle dinero a la dictadura; la Asamblea Constituyente atribuye a opositores la medida económica

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Soldados se alistan para ejercicios militares en Fortaleza Tiuna, en Caracas, Venezuela, ayer.

El gobierno del presidente Donald Trump impuso ayer nuevas sanciones financieras contra Venezuela al prohibir a entidades estadounidenses incurrir en operaciones sobre nueva deuda de Caracas, comprar bonos soberanos de ese país o la petrolera estatal PDVSA, lo cual estrecha el cerco financiero contra el régimen de Nicolás Maduro.

La Casa Blanca señaló que las nuevas medidas “están calibradas cuidadosamente para retirarle a la dictadura de Maduro una fuente crucial de financiación para mantener su régimen ilegítimo, proteger al sistema financiero estadounidense de la complicidad con la corrupción de Venezuela y el empobrecimiento del pueblo venezolano y permitir la ayuda humanitaria”.

  • El dato:
    Credit suisse anunció este mes que prohibía también la compra de ciertos bonos venezolanos por el riesgo de que ese dinero ayudara a financiar violaciones a los DH.

La orden marca una significativa escalada en las recientes sanciones impuestas por Washington contra Maduro y funcionarios de alto rango de su gobierno para castigarlos por su rol en socavar la democracia en el país petrolero, de acuerdo con la administración de Trump.

Las medidas impiden las transacciones con ciertos bonos existentes en poder del sector público venezolano y el pago de dividendos al gobierno de Venezuela.

Eso supone un torpedo en la línea de flotación financiera de un país que consigue con la exportación de petróleo 96 de cada 100 dólares en divisas y que debido a la necesidad de importar alimentos, medicinas y bienes de primera necesidad, tiene una gran dependencia del sector exterior.

La última inyección de dinero que recibió el gobierno a través de la emisión de bonos fue en mayo pasado a través de una operación por 2.8 mil millones de dólares con la firma Goldman & Sachs.

En su momento la congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen criticó la operación al afirmar que la compra de bonos no beneficiará a los venezolanos, por el contrario, “Maduro y sus matones llenarán sus arcas y usarán el dinero para abusar del pueblo”.

Alejandro Grisanti, experto en deuda, dijo a la BBC que la nueva estrategia de Washington contra el régimen dificultarán al gobierno los inminentes pagos de los bonos que vencen en dos meses, pero afirmó que, sobre todo, las sanciones ponen al Ejecutivo en una disyuntiva: “Pagar la deuda externa o importar más alimentos y medicinas”. Por ahora, la orden ejecutiva representa un cambio respecto a las medidas anteriores, dirigidas contra individuos del entorno de Maduro y no a la maquinaria gubernamental.

En respuesta, la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, la excanciller Delcy Rodríguez, culpó hoy a los líderes opositores de las nuevas sanciones financieras que impuso Estados Unidos al país y que afectan también a la petrolera estatal PDVSA.

“Han pedido la intervención del país, han pedido sanciones financieras y su amo imperial les está dando ese regalo que es perjudicar al pueblo de Venezuela”, expresó Rodríguez durante un acto de reconocimiento a agentes de la fuerza pública en Caracas.

Señaló directamente a los diputados opositores Julio Borges, Freddy Guevara y Henry Ramos Allup, presidente, vicepresidente y expresidente del Parlamento venezolano, respectivamente, “que lo único que piden es la intervención de Venezuela para perjudicar” al pueblo.

Por lo anterior, el régimen comenzó a movilizar a 200 mil efectivos en ejercicios militares que se llevarán a cabo este fin de semana, en respuesta a la amenaza de Trump, de considerar una “opción militar”.

Además de los efectivos activos participarán milicianos y civiles, para redondear más de 900 mil combatientes en los ensayos cívico-militares.

Fox, culpable si le pasa algo a Nicolás: Evo

A través de Twitter, el presidente de Bolivia pidió al expresidente mexicano Vicente Fox luchar mejor contra el muro de Trump y no contra el mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

Por lo que tuiteó: “A Vicente Fox: insinuar hacer renunciar o a matar a un revolucionario, es pensamiento del imperio norteamericano; es delito y magnicidio”.

Y agregó: “Si algo le pasara al hermano presidente Maduro, será de responsabilidad del exmandatario mexicano Vicente Fox”.

El líder boliviano señaló que el exmandatario debe pensar en América Latina, en su soberanía, igualdad y hermandad de los pueblos de la región.

En respuesta, Fox Quesada tuiteó: “tener un pueblo viviendo en hambre y miedo con tal de perpetuarse en el poder, eso si es un, un crimen de lesa humanidad” y que Maduro “está alejado de la realidad ¿Qué clase de “revolucionario” deja a su pueblo con hambre y miedo”.

¿Qué prohíbe la Casa Blanca?

La orden ejecutiva emitida por Donald Trump prohíbe todas las transacciones relacionadas con:

  • Nuevas deudas con vencimiento superior a 90 días de PDVSA.
  • Nuevas deudas con vencimiento superior a 30 días con el gobierno de Venezuela.
  • Los bonos emitidos por el gobierno venezolano antes de la fecha de la orden.
  • Pagos de dividendos u otras distribuciones de beneficios al gobierno de Venezuela o cualquier entidad controlada, directa o indirectamente por éste.
  • La orden ejecutiva afecta específicamente a cualquier subdivisión política, agencia, incluyendo el Banco Central de Venezuela (BCV) y PDVSA, además de cualquier persona que sea propiedad o esté bajo el control o actúe en nombre del gobierno de Venezuela.
  • El Departamento del Tesoro, personas o entidades deben cancelar en un periodo de 10 días contratos o negocios que ya estaban en vigencia al momento de la expedición de las sanciones.