• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Importaciones del país asiático. Foto: AP
Importaciones del país asiático. Foto: AP

Tras el argumento de un incremento en el déficit comercial entre China y Estados Unidos, el país asiático prometió ayer tomar represalias si el presidente Donald Trump intensifica su batalla arancelaria, lo que aumenta el riego de que Beijing pueda ir contra las operaciones de las compañías estadounidenses, mientras se queda sin importaciones para sanciones.

De acuerdo con AP, la amenaza se produjo luego de que Trump dijera el viernes pasado que consideraba ampliar los aranceles a un adicional de 267 mil millones de dólares en productos chinos, debido a la política tecnológica de Beijing. Ello se sumaría a los 50 mil millones de dólares que ya fueron afectados por aranceles de 25 por ciento y a un adicional de 200 mil millones de dólares, a lo que Washington está preparado para imponer gravámenes.

“Si Estados Unidos insiste en imponer otra ronda de aranceles sobre productos chinos, China definitivamente tomará medidas correctivas para salvaguardar sus derechos legítimos e intereses”, dijo Geng Shuang, portavoz del Ministerio Relaciones Exteriores.

Cabe recordar que China igualó la primera ronda de aranceles de Washington sobre 500 mil millones de dólares en sus productos; pero en su desequilibrada balanza comercial, Beijing se está quedando sin importaciones para tomar represalias. Estados Unidos importó tres dólares de productos chinos el año pasado por cada dólar de productos estadounidenses comprados por China.

Gráfico: La Razón de México

En tanto, funcionarios de comercio de Estados Unidos buscan alcanzar, para noviembre, un acuerdo con la Unión Europea para levantar algunas barreras técnicas al comercio bilateral.

La oficina del representante comercial Robert Lighthizer dijo el lunes que “esperamos resultados tempranos en el área de las barreras al comercio”, luego de conversaciones con la comisaria de comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmstrom.

El presidente Donald Trump y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acordaron en julio iniciar conversaciones para lograr “cero aranceles” y “cero subsidios” en bienes industriales no automovilísticos, en un esfuerzo para evitar una guerra comercial.

Malmstrom ha expresado esperanzas de conseguir “un acuerdo comercial limitado, centrado en aranceles sobre productos”. Lighthizer y Malmstrom se reunirán de nuevo en noviembre “para finalizar resultados en varias áreas”.

Por otra parte, los dirigentes chinos acordaron en mayo reducir ese déficit comercial al comprar más soya estadounidense y otros productos. Sin embargo, rechazaron la solicitud de Trump, de retroceder en planes industriales como el “Hecho en China 2025”,  que requiere una creación que sea del estado de campeones mundiales en robótica, inteligencia artificial y otras tecnologías.

  • El Dato: Trump señaló después de lograr un entendimiento con México, que sólo quería acuerdos bilaterales, no tratados.
Compartir