• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
"Evocaciones" en el Museo Nacional de San Carlos.

“Evocaciones” es una exposición que concentra en varias salas las obras plásticas fundamentales desde el inicio del Virreinato y hasta los inicios del siglo XX. Estas piezas influyeron a los artistas mexicanos en el inicio de la Academia de San Carlos.

La exhibición, en el Museo Nacional de San Carlos (MNSC), es un recorrido que busca trasladar al visitante a los primeros días de la antigua Academia y generar un diálogo entre pintura, grabado, escultura y dibujo, así como entre los artistas europeos y mexicanos. Por medio de esta muestra, que exhibe al público joyas del acervo, el recinto festeja su 50 aniversario.

Además, uno de sus grandes aciertos es incluir a una curadora para lograr esta evocación del tiempo pasado y ofrecer una lectura actual de las piezas a la altura de Madonna, del pintor italiano Pontormo, pieza original cuyo valor podría equipararse a tener un Da Vinci en el país.

Evocaciones resulta una exposición que habla a diferentes generaciones y tiene un sentido feminista, tanto por el origen de la selección, que está a cargo de Ana Garduño, como por las piezas que integra. Al respecto, la curadora habló con La Razón.

La muestra incluye a los artistas icónicos del Virreinato y del Barroco, y busca generar una reflexión para comprender el devenir del arte mexicano,

¿Cómo logra juntar a niños y adultos con piezas de arte tan antiguas?  Evocaciones es memorabilia; es volver al pasado a través de la obra de arte clásica que hemos visto reproducida a lo largo de nuestra vida y también tiene diferentes guiños para los jóvenes o para los niños; tenemos piezas en las que se pude hablar de temas sociales contemporáneos, políticos y económicos. Hay un cuadro, por ejemplo, de una batalla del siglo XIX, y a los niños les remite a ellos, uniformados, en la escuela. Reflexionan sobre lo que sienten con este proceso de uniformización. Entonces permite mucho este diálogo entre generaciones. Las diferentes piezas están pensadas para que los jóvenes interactúen con ellas, las critiquen y las cuestionen y, por supuesto, reflexionen al respecto.

San Lucas y San Mateo de Juan de Peralta. España, primer tercio del siglo XV.

Del sentido feminista de la exposición, ¿qué nos puedes decir al respecto? Por supuesto que la exposición tiene un enfoque feminista y ofrece una discusión acerca de quién hace el arte, quién tiene el derecho antes, ahora y en el futuro. Hablamos en diferentes partes de las salas sobre el espacio de la creación artística y presentamos varios cuadros en los que está el taller del pintor. En la Academia de San Carlos se formaban profesionalmente los hombres y para las mujeres tenía que ser en casa, donde podían producir con maestros privados de la Academia. Ellas no podían en el siglo XIX  aspirar a recibir una educación formal en las escuelas de arte; si tenían los medios para pagar, podían contratar un profesor que les enseñaba. Como no tenían la posibilidad de estudiar desnudo, que era un elemento básico, se refugiaban en el cuadro religioso, donde no había que hacer anatomías perfectas para poder representarlo y eso justamente es una discusión que tenemos aquí; de cómo ahora las mujeres hemos logrado demostrar que somos artistas tan capaces como cualquier varón.

Con un acervo formado por más de 2 mil piezas, ¿cuál fue el eje para elegir las que componen Evocaciones? Está muy cuidado el diálogo entre piezas, temáticas y tiempos. Hay obras de diferentes temporalidades, está muy marcado el diálogo México—Europa. El objetivo acá es hablar de que el diálogo Europa-México en el arte es parte de nuestra identidad, si no visibilizamos la colección del MSNC ,no vamos a entender el desarrollo de la historia del arte.

La primera juventud de Isabel la Católica al lado de su enferma madre (1855) de Pelegrín Clavé y Roque. Barcelona-Roma.
Compartir