• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Un elemento de seguridad, custodia las espaldas del Presidente electo, a su llegada al Palacio de Minería, en la CDMX, el pasado 6 de agosto. Foto: Cuartoscuro
Un elemento de seguridad, custodia las espaldas del Presidente electo, a su llegada al Palacio de Minería, en la CDMX, el pasado 6 de agosto. Foto: Cuartoscuro

Polimnia Romana, excoordinadora del equipo llamado las Gacelas cuando el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, fue jefe de Gobierno, calificó como un absurdo pensar que sólo 20 personas se encargarán de la seguridad del próximo primer mandatario, ya que este grupo de seis mujeres, portaba armas y conformaba el primer círculo y detrás había un total de 300 personas que resguardaba la integridad y armaban la logística del morenista.

“Las Gacelas estaban armadas, porque eran elementos de la Procuraduría General de Justicia capitalina y había un círculo de la Policía Bancaria e Industrial que también estaba armado y después la gente de ayudantía, esos ya no portaban armas”, afirmó en entrevista con La Razón.

Ante el anuncio de la conformación de una coordinación de ayudantía que protegerá López Obrador, al mando de Daniel Asaf, la exasambleísta aseveró que la decisión deja entrever que “la persona que está encargada del proyecto no tiene la menor idea de lo que es la protección de esos funcionarios a ese nivel o nos están diciendo mentiras”.

Expuso que atrás de las Gacelas, que cobraban entre 12 y 14 mil pesos mensuales, había más personas que trabajan por turnos. “No eran mujeres, ya eran hombres que habían sido parte de la ayudantía que después se convirtió en la coordinación de logística, cuando ya tenía al frente a Nicolás Rebolledo, Nico, y esta coordinación contaba con alrededor de 300 elementos”, indicó.

“No todas estas personas se encargaban de la seguridad, también hacían labores de logística en las giras de los eventos, de los vehículos de servicio, de todo lo que se tiene que ver alrededor de cómo y de qué manera se van a mover estas personas alrededor del exjefe de Gobierno”, añadió.

Informó que el grupo de seis mujeres tenían como requisitos formar parte del Instituto de Formación Profesional (IFP) de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX); por lo tanto, eran policías judiciales, tenían licenciatura trunca; después tomaron un curso de protección a funcionarios y el curso de protección en Israel, “pero ése ya no lo pusieron en práctica con el exjefe de Gobierno, porque no se fueron con nosotros a la campaña. Una de ellas me parece que estuvo con el procurador de Marcelo Ebrard, en el cuerpo de seguridad de Rodolfo Félix”, agregó.

Indicó que la labor de las Gacelas “era estar al lado del jefe de Gobierno y evitar que de manera brusca alguien se acercara a él. La consigna que tenían era que la gente siempre debiera tener contacto con López Obrador.

Sin embargo, agregó, ellas estaban por si la gente venía rápido, corriendo o de un modo brusco, pero nunca tuvieron ningún problema, nunca fue necesario ni usar las armas ni la fuerza pública”.

“Yo era la asistente personal de Andrés Manuel López Obrador, después me puso a cargo de la elección y la coordinación de estas chicas, pero no tenía ninguna formación de ningún tipo de seguridad, yo lo fui aprendiendo con el día a día, de trabajar con él de 6:00 de la mañana a las 10:00 de la noche; eso en ningún curso te lo pueden enseñar porque cuidar a López Obrador no es cosa sencilla, él no acepta muchas cosas que te instruyen en este tipo de capacitación”, agregó.

  • El Dato: Las Gacelas eran un grupo de mujeres, de 25 a 35 años de edad, entrenadas en Israel en tácticas de inteligencia y manejo de armas, a fin de proteger al tabasqueño.