• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Andy Warhol. Foto: Especial
Andy Warhol. Foto: Especial

Después de casi 30 años de la última muestra retrospectiva de Andy Warhol, el Museo Whitney de Nueva York alista la mayor exhibición del artista estadounidense más cotizado en el mercado del arte. Se expondrán más de 350 piezas.

En esta próxima muestra llamada De la A a la B y de Regreso se incluirán piezas experimentales que Warhol jamás mostró. Además, se conocerá cómo el artista abordaba en sus piezas temas como la sexualidad y su homosexualidad, tópicos bastante especulados y poco conocidos del padre del Pop Art.

La muestra promete ser ambiciosa. Tan es así, que se le dedicarán tres pisos del museo, más una temporada de cine, que incluirá la proyección de películas en las que el artista fue director y algunas más íntimas como una en la que se observa a su novio, John Giorno, lavando platos desnudo, mientras Warhol pinta en el taller un retrato de Mao Tse -Tung.

Se espera que se incluya una pila escultórica de cajas de resina transparente, la cual contiene rollos de película que hizo Warhol en la década de 1970.

De acuerdo con la curadora de la exhibición, Donna De Salvo, la retrospectiva tiene el fin de presentar a un creador con grandes y desconocidas complejidades, un artista para el siglo XXI.

El recinto reconoce y resalta que pocas personas se atreven a experimentar nuevas técnicas de creación y arte no tradicionales como Warhol lo hizo. Además de ser uno de los artistas más influyentes, creativos e importantes.

La última vez que se tiene registro de una exposición casi igual de grande es en 1989, en el Museo de Arte Moderno (MOMA), donde se mostraron 300 pinturas, dibujos, esculturas, fotografías y la exhibición completa de 12 películas que englobaban el trabajo entre 1956 y 1987.

Gráfico: La Razón de México

La exposición  se inauguró dos años después de su muerte, por lo que aún no se terminaba de catalogar toda la obra y seguían encontrando trabajos no conocidos hasta entonces del autor de Latas de sopa Campbell. 

Una de las pinturas más importantes presentadas fue Pinturas de oxidación; la primera pieza en la que el artista hacía un homenaje al pintor expresionista Jackson Pollock. Utilizó la técnica de goteo, pero cambió la pintura por su orina para que se emulsionara sobre el metal y se crearan dibujos. También se encontraban seis retratos de Mick Jagger.

En cambio, la muestra que se exhibirá en el Museo Whitney de Arte Americano, del 12 de noviembre de 2018 al 31 de marzo de 2019, aglutinará todos los medios y formatos utilizados por Warhol, además de que abarcará todos sus periodos creativos a lo largo de una carrera de 40 años ininterrumpida.

El público que asista a la muestra “verá a Warhol antes de que se convirtiera en Warhol, cuando era Andy Warhola”, prometió, Donna De Salvo, curadora de la muestra.

Para De Salvo:  Andy Warhol entendió el deseo paralelo de Estados Unidos por la innovación y el conformismo, por la visibilidad pública y la privacidad absoluta”.

También destacó el modo en que el creador “transformó esos impulsos contradictorios en un arte completamente original que ha influido de manera profunda en la forma en que vemos y pensamos el mundo en la actualidad”.

Destacó que muchas de las obras de Warhol son ahora tan familiares que es fácil olvidar lo perturbadoras y provocadoras que resultaron cuando fueron desveladas por primera vez.

Gráfico: La Razón de México

El museo señaló que, aunque las imágenes que el artista creó en la década de 1960 son reconocibles en el mundo entero, un vasto número de sus piezas producidas en las décadas posteriores han tenido menor reconocimiento. Ésas son las que se exhibirán.

Asentó que el intento de asesinato de Warhol, en 1968, no frenó su producción, sino que lo lanzó a un periodo de experimentación intensa, continuando el uso de técnicas que desarrolló previamente y expandiendo los temas de sus trabajos.

Entre ellos, una colaboración con Basquiat, el cuadro Paramount (1984-1985), una referencia codificada al novio de Wharhol de la época, Jon Gould, quien era vicepresidente de Paramount Pictures y más tarde murió de sida.

La curadora aseguró que el artista nunca hablaba de sida y que tenía miedo de morir a consecuencia de éste, ya que amigos y parejas de él habían fallecido por esta enfermedad.

El recinto destaca la amplitud, profundidad e interconexión de la producción del artista, que va de sus comienzos, como ilustrador comercial en la década de los 50, a sus obras maestras del Pop icónicas de principios de la década de los 60; al trabajo experimental en cine y otros medios de los años 60 y 70, a su uso innovador de la abstracción readymade y el sublime pictórico en la
década de los 80.

Warhol ha destacado porque en sus repeticiones, distorsiones, camuflaje, color incongruente y reciclaje de sus propias imágenes desafían la fe en las imágenes y el valor de los iconos culturales, anticipando los profundos efectos y problemas de la era digital actual.

En este sentido, la muestra “desafía la percepción que algunos tienen de él, que es apenas un tipo con una peluca divertida”, aseguró De Salvo.

La exhibición pretende generar tanta expectativa que ya desde este mes comienzan a venderse los boletos; tres meses antes de su inauguración.

Luego de ser montada en Nueva York, se espera que se presente en el Museo de Arte Moderno de San Francisco y en el Instituto de Arte de Chicago.

  • El Dato: Después de su estancia en Nueva York, la muestra será presentada en el Museo de Arte Moderno de San Francisco y en el Instituto de Arte de Chicago.