Exige UNAM explicar libertad a porros

PULSO POLÍTICO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

La inmediata, extraña y sospechosa liberación de dos presuntos porros, por parte de la Procuraduría de Justicia de la CDMX, capturados por agentes de la Policía Federal, motivó la exigencia de la UNAM para que dé una explicación de esa decisión que provocó crítica unánime entre los alumnos de escuelas y facultades de la máxima casa de estudios del país y de otras instituciones educativas y de sus autoridades.

En un comunicado, el rector de la máxima casa de estudios, Enrique Graue, desmintió la versión dada por el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva, de que no hubo denuncia alguna, cuando que ésta fue presentada el mismo lunes 3 de este mes, horas después de que estudiantes del CCH Azcapotzalco que marchaban pacíficamente a CU fueron brutalmente  agredidos por grupos de porros.

DE ESTO Y DE AQUELLO

Desde su creación hasta la fecha, en gran parte de la opinión pública priva la coincidencia de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, más que para defender a los ciudadanos, fue hecha para hacerlo a favor de quienes incurren en delitos de diversos tipos, lo que no en pocos casos les ha abierto las puertas de la cárcel.

Los casos son frecuentes y en los últimos años las recomendaciones que emite ese organismo por los casos de violación a los mismos se dirigen, por lo general, a las corporaciones policiacas federales y estatales o a personal e integrantes de instituciones encargadas de la seguridad.

Uno más de ellos se dio el fin de semana, tras la aprehensión y presentación de dos presuntos porros por parte de la Policía Federal, llevados ante  la Procuraduría de Justicia de la CDMX, que más tardaron en entrar que en salir de las instalaciones de esa dependencia, en un ejemplo más, el enésimo, en que la nueva legislación penal ha propiciado la llamada “puerta giratoria”, por la que los acusados de diversos delitos tardan más en entrar que en salir.

En los casos de Erik “N” y Joel “N”, los presuntos porros detenidos por la agresión a estudiantes del CCH Azcapotzalco, si bien la CNDH en un comunicado pidió evitar impunidad e investigar con celeridad lo ocurrido, anunció que demandará información a la Comisión Nacional de Seguridad sobre la aprehensión de esas personas para saber si en esa acción no se violaron sus derechos humanos.

Cabría preguntar qué fue lo que le sucedió entonces a los centenares de estudiantes del CCH Azcapotzalco, cuya pacífica marcha a la Rectoría de la UNAM, hace hoy justamente una semana, fue dispersada a palos, pedradas y cuchilladas por grupos de porros, y en la que al menos dos de los 14 heridos continúan hospitalizados y reportados como graves.

Francisco Cárdenas Cruz
Francisco Cárdenas Cruz

Latest posts by Francisco Cárdenas Cruz (see all)