• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Miguel Díaz Canel y Raúl Castro, en imagen sin fecha. Foto: AP

La anticipada salida de Raúl Castro de la escena pública internacional después de su relevo como presidente de Cuba, poco o nada alterará el estado actual de las relaciones con Estados Unidos, más allá de la retórica hostil del gobierno que encabeza Donald Trump, de acuerdo con expertos y académicos.

Cuando la Asamblea Nacional Cubana se reúna este jueves para elegir un nuevo presidente, está previsto que Miguel Díaz Canel suceda a Castro, marcando la primera ocasión en 59 años en que este último apellido dejará se ser sinónimo del poder en la isla, si bien Raúl continuará sirviendo como primer secretario del Partido Comunista Cubano (PCC).

Dado que bajo el artículo cinco de la Constitución de Cuba, es esta organización la que orienta y dirige al Estado, por lo que en teoría Castro seguirá ejerciendo influencia, aunque para Elizabeth Newhouse, directora del Programa Cuba del Centro para Política Internacional (CIP), muchos especulan que no será así.

“Hay quienes creen que no dure mucho tiempo ahí, porque Castro ya está cansado y lo que quiere es retirarse para regresar a (vivir) en Santiago (donde está enterrado su hermano Fidel)”, dijo la experta en entrevista para la agencia Notimex.

Newshouse, quien creció en Cuba, dijo que algunos podrían esperar que un gobierno encabezado eventualmente por Díaz Canel pudiera ser más pragmático, pero consideró aventurado tal análisis al hacer notar que es poco lo que sabe del ingeniero de profesión de 57 años de edad.

  • El Dato:Es la primera vez en una década que el máximo líder de la isla no llevará el apellido Castro, sinónimo de poder.

“Nadie sabe lo que realmente piensa, y el mantiene sus ideas muy resguardadas. ¿Qué tanta autoridad va a tener, que tanto poder le van a dar? No se sabe. Si es que va a ser una figura decorativa para los militares o va tener autoridad real, eso es algo totalmente desconocido”, precisó.

Para analistas como Angelo Rivero, catedrático de temas latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, si bien el eventual ascenso de Díaz Canel como presidente de Cuba representará a un cambio generacional, este es un hombre formado en el PCC, y ha ocupado posiciones importantes.

Gráfico: La Razón de México

“Yo creo que este cambio generacional, es un cambio político que coincide con el reloj biológico de Cuba y de las Castro, pero esperar que esto vaya a ser un cambio de 180 grados, yo no creo que esto vaya a ser así”, indicó en entrevista.

Para Rivero, además de los cambios internos que pudieran producirse bajo un nuevo gobierno, es probable que Díaz Canel y los nuevos cuadros que podrían establecerse en el gobierno en el ámbito exterior se enfocarán en buscar una nueva apertura en el ámbito económico hacia el mundo, más que mirar hacia Estados Unidos.

“No creo que los cubanos estén esperando una mano de los estadunidenses para solucionar sus problemas ni tratar de establecer relaciones diplomáticas que sean de respeto, y Cuba lo ha demostrado durante 60 años”, indicó.

Aunque en décadas recientes Cuba ha podido establecer relaciones “decentes” con países a través del mundo, Newhouse hizo notar que el nivel de antagonismo con Estados Unidos se ha mantenido en cierto grado, con la llegada al poder de Donald Trump.

Dijo que si bien la ausencia del apellido Castro en la escena internacional podría bajar un poco el tono de las tensiones con Estados Unidos y los sectores duros del exilio cubano en Miami, no hay señales de que pueda anticiparse un cambio significativo.

Protestas en MiamI. Un grupo de exiliados cubanos realizó unamanifestación en Miami por lo que calificaron de “dedazo” en la sucesión presidencial en Cuba y afirmaron que cambiar de “tirano es no ser libre”.

Convocados por el Movimiento Democracia, unos 60 exiliados se apostaron en la Calle 8 con pancartas y banderas de Cuba, y gritaron consignas como “Cambiar de dictador no es ser libres” y “No al dedazo”.

“Es increíble que a solamente cuatro días de que suba a la silla presidencial alguien en Cuba el pueblo no sabe quién será porque no lo escogió”, dijo a periodistas Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia.

“El régimen de Cuba se ha abrogado ese derecho y nos ha impuesto un cúmulo cerrado de ideas que ellos dicen que es socialista y también el derecho a mantener en secreto el nombre del sucesor”, agregó.

Se espera que Raúl Castro Ruz abandone su cargo al frente del gobierno el próximo jueves, pero que se mantenga como primer secretario del Partido Comunista.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha pedido desconocer al nuevo gobierno que debe conformarse la próxima semana en Cuba, mientras que funcionarios aseguran que ese organismo y sus funcionarios “son instrumentos” de Estados Unidos.

La movilización en la Calle 8 contó con un cementerio simbólico con cruces de 10 menores que fueron víctimas de la tragedia del Remolcador 13 de Marzo, cuyo hundimiento dejó 41 muertos en 1994. Las personas trataban de huir de la isla caribeña. Los exiliados acusan al gobierno de Cuba de ordenar su hundimiento y ese gobierno asegura que fue un accidente; y no ha juzgado, ni condenado a ninguno de los participantes en ese hecho.

Lo que se elige

En el transcurso de la semana la gos, entre ellos:

  • Elegirá a los 31 miembros del Consejo de Estado
  • Dentro de ellos estarán el nuevo presidente; eAl primer vicepresidente, cinco vicepresidentes y un secretario.