• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Violencia en un acto de precampaña en Coyoacán. Foto: Especial
Violencia en un acto de precampaña en Coyoacán. Foto: Especial

El Tribunal Electoral de la Ciudad de México (TECM) calificó de  inexistentes las acusaciones por “desvío de recursos públicos, calumnia, violencia física y política” contra integrantes del PRD y servidores públicos de la delegación Coyoacán, acusados de haber atacado al equipo de Claudia Sheinbaum en tres diferentes eventos durante la precampaña.

Con tres votos a favor y dos en contra, el pleno determinó que Mauricio Toledo, diputado local por el PRD; Valentín Maldonado, delegado con licencia, y el encargado del despacho de la demarcación, Ulises Bravo, no eran administrativamente responsables de los actos de agresión.

“No se acredita que las personas presuntamente involucradas hayan estado en el lugar de los hechos y hayan realizado algo de los actos denunciados”, se expuso.  

Se aclaró que de acuerdo con el resolutivo del proceso número 71, sí se comprobaron actos de violencia física y política, pero debido a las pruebas que presentaron los afectados ante la autoridad correspondiente, no se detectó la participación de dichos perredistas durante los eventos.

“No se desprenden elementos que generen certeza de quiénes fueron los responsables y tampoco se cuenta con elementos para que (los acusados) hayan ordenado las conductas denunciadas y, por lo tanto, puedan ser responsables del uso indebido de recursos públicos”.  

Martha Mercado, magistrada que votó en contra, criticó que no se realizaran las investigaciones correspondientes más a fondo, pues dijo que con tales actos sí se comprobó que hubo violencia política.

Compartir