Experta de CIDH tiene otra demanda por desviar investigación

Víctima de un atentado ocurrido el 22 de agosto de 2012, la exfiscal Gilda Aguilar Rodríguez interpuso una demanda en enero de 2014 contra la ex fiscal general de Guatemala, Claudia Paz y Paz, integrante del Grupo Interdisiplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que investiga la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

En la denuncia la acusa por los delitos de denegación de justicia e incumplimiento de deberes al desviar la investigación de esa agresión.

“Ella hizo que las indagaciones se fueran por otro camino, se negó a que se profundizará en las líneas de investigación para dar con los responsables del ataque”, dijo Aguilar Rodríguez a La Razón.

El atentado ocurrió 12 días después de que Aguilar Rodríguez se negó a revocar las órdenes de aprehensión contra 10 integrantes del Comité de Unidad Campesina (CUC), como se lo había ordenado la integrante de la CIDH.

En marzo de 2012, integrantes del CUC atacaron las instalaciones de la hidroeléctrica Santa Cruz, que incluyó la quema de maquinaria, robo de herramientas y secuestro de los trabajadores. Un juez expidió 23 órdenes de aprehensión por los delitos de terrorismo, robo agravado y secuestro.

En el ataque del que fue objeto, su entonces guardaespaldas Samuel Ximutul resultó con una herida de bala cerca de la vejiga, que no se le ha extraído por lo peligroso de su incrustación.

La abogada señaló: “no recuerdo si fueron 20 o 50 disparos. Lo que sí viene a mi mente es que viví momentos de terror. Los tiros provenían de una parte alta. Es decir, que mis agresores estaban estratégicamente ubicados, pues los impactos de bala se acumularon en el techo del carro”.

Destacó que un día después de la emboscada, “fui informada de que por instrucciones de la Fiscalía General no diera declaraciones a los medios de comunicación para evitar que señalara a los miembros del CUC como presuntos responsables a los que Paz y Paz protegía, al igual que a otros grupos guerrilleros disfrazados de activistas de derechos humanos”.

La CNDH ve avance en el caso Iguala

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sostuvo que las autoridades federales van avanzando en el caso Iguala. Refirió que las tres últimas detenciones de involucrados con el crimen se inscriben en el avance de las observaciones hechas a la Procuraduría General de la República (PGR) en julio pasado.

“Las detenciones de Bernabé y Cruz Sotelo Salinas y de Mauro Taboada Salgado permiten avanzar en el cumplimiento de las recomendaciones 5 y 23 del informe Estado de la Investigación del Caso Iguala”, destacó un comunicado.

La CNDH también señaló que uno de los tres detenidos forma parte de una lista de 19 personas que la Comisión pidió aclarar su participación en la desaparición de los 43, Guerrero, ocurrida entre el 26 y 27 de septiembre de 2014.

“GIEI fue creado para promover candidatura”

Busca ser independiente por la Presidencia en 2018: Samuel González; también ve al grupo como una manera de financiamiento

El secretario general de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Emilio Álvarez Icaza, propuso y creó el grupo de expertos (GIEI) para investigar el caso Iguala, con el fin de que el organismo obtuviera recursos y él mismo ganar notoriedad para catapultarse como candidato independiente a la Presidencia de México, sostuvo el ex asesor Interregional de Drogas y Delito de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel González Ruiz.

Lo del grupo de expertos, dijo a La Razón, “fue una propuesta hecha, creada y desarrollada por el secretario ejecutivo de la CIDH para tener el control de la situación. Lo que Álvarez Icaza hizo fue debido a la carencia de recursos que tiene la CIDH”.

Aseguró que está convencido de que el grupo de la CIDH está manipulado por Álvarez Icaza y por sus intereses, por lo que “dudo que lleguen a la verdad en el caso Ayotzinapa”.

Aseguró que es el magnate estadunidense George Soros y los grupos de izquierda son los que estarían apoyando la candidatura de Álvarez Icaza. ”Por eso movieron las candidaturas independientes. Como se ve, el interés no es la defensa de los derechos humanos, sino el control del país en 2018”.

Agregó que “si yo uso la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para catapultarme para ser candidato independiente, tengo conflicto de interés”.

Señaló que no está en contra de que Álvarez Icaza sea candidato presidencial, “pero que se salga de la institución”.