• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Vista del complejo construido en 1954. Foto: Especial
Vista del complejo construido en 1954. Foto: Especial

Sin que todavía se determine el destino de los murales que alberga la antigua sede de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), lo mejor que puede sucederles es quedar embodegados, a ser trasladados de manera precipitada, afirmó a La Razón Gabriel Mérigo, arquitecto que encabezó el proyecto de restauración de la Casa Rivas Mercado.

Gráfico: La Razón de México

“Es lo mejor que puede suceder ahorita (tenerlos en bodegas) porque no hay tiempo para restablecer un   donde ubicar los murales. Si se los llevan quién sabe qué pase con ellos. No hay ni tiempo ni condiciones para que tomen una decisión plena sobre qué hacer con los murales, mejor que se mantengan ahí, embalados apropiadamente, que se conserven en buen estado en lo que entra la nueva administración”, expresó el especialista en restauración de monumentos.

Gráfico: La Razón de México

De acuerdo con Ramón Velázquez, director de la CAV Diseño e Ingeniería, empresa contratada por la SCT para desmantelar los murales, se pronostica que la decisión del destino de estas obras artísticas tocará a la siguiente administración, pues lo único que alcanzará a terminarse es el retiro de los murales.

Por ello, Gabriel Mérigo declaró que sería imprudente pretender buscarles una nueva sede ahora. “Sería hacerlo a las carreras, hacerlo de una manera irresponsable. Estamos a escasos meses de que termine la administración, quién se hace responsable, quién va a firmar, quién va a recibir. Más vale esperar un poco, estoy cierto que la próxima administración lo primero que va a tener que hacer, es tomar una decisión y buscar la manera de que esto sea lo mejor para los murales y la cultura de México”.

Por ello, ahora la urgencia es retirar las obras que crearon los artistas Juan O’Gorman, Chávez Morado, Arturo Estrada, Luis García Robledo, Rosendo Soto, José Gordillo y George Best. Uno de los mayores riesgos está en el edificio A, que está en riesgo de colapso ante otro sismo.

Sin embargo, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) no ha dado la aprobación final, sin la cual no pueden avanzar las obras de remoción. La Razón solicitó información a esta dependencia sobre este trámite, pero al cierre de esta edición no emitió ninguna respuesta. 

Lo anterior, pese a que desde la semana pasada este diario solicitó información sobre el destino de los murales y una entrevista con Ernesto Martínez, director del Centro de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico del Mueble. 

Los tiempos que tienen los especialistas para remover los cinco mil 500 paneles son limitados.

“Tenemos un gran reto ahorita porque nos quedan aproximadamente tres peses para este trabajo, porque finalmente las administraciones federales deben de hacer entrega por el cambio de gobierno”, recalcó Ramón Velázquez.

Se espera que una vez que los murales queden almacenados se inicie un proyecto para su restauración.

  • El Dato: En 1985, mosaicos de un mural de O’Gorman y esculturas de Fco. Zúñiga, cayeron.

Obras históricas

El complejo resguarda obras iconos del muralismo mexicano. Aquí algunos:

 Juan O’Gorman

  •  Canto a la Patria
  •  Independencia y Progreso
  •  Los Libertadores

 Chávez Morado

  •  Los Mayas
  •  Conquista y Libertad
  •  Los Aztecas
  •  Libertad
  •  Cosmogonía
  •  Cuatro siglos de Comunicaciones

 Arturo Estrada

  • » Sol de aire