• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Lectores en la librería Hugo Gutiérrez Vega. Foto: Especial
Lectores en la librería Hugo Gutiérrez Vega. Foto: Especial

Ante el proceso de transición que inició el mes pasado el Fondo de Cultura Económica (FCE), José Carreño, director general de la institución, dijo que la nueva administración, encabezada por la escritora Margo Glantz, debe establecer nuevos vínculos institucionales para asegurar los recursos financieros destinados al sector cultural y atender los nuevos requerimientos de los lectores.

Entrevistado por La Razón tras anunciar que en octubre el FCE inaugurará la librería Dolores Castro Varela, en Aguascalientes, con el apoyo gubernamental de ese estado, Carreño Carlón hizo un balance de su gestión y destacó que en seis años “se duplicó la red de establecimientos del Fondo de Cultura Económica en todo el país, con 18 librerías durante esta administración”.

A nivel internacional, el director destacó, que al final de esta gestión ya suman 13 librerías distribuidas en el mundo del libro en español, incluida la última sede que se abrió en Ecuador, Carlos Fuentes, el pasado 21 de julio de 2015.

Gráfico: La Razón de México

“Con la apertura de la nueva filial internacional del Fondo en Ecuador y la inauguración de nuevas librerías en Madrid, Buenos Aires, Quito, Guayaquil y Medellín, en la presente gestión se completaron 10 filiales y 13 librerías en el extranjero”, explicó el directivo.

Respecto a los pendientes que enfrentará Margo Glantz, quien encabezará el FCE a partir del 1 de diciembre, Carreño declaró a La Razón que confía en la reconocida trayectoria de su sucesora.

“No me atrevería a aconsejar a la siguiente administración. Por fortuna la directora tiene una gran experiencia como autora, como editora también tiene relaciones formidables en el ámbito cultural de México y del mundo; entonces, no le daría consejo. De hecho, hemos estado conversando, en la última reunión de la junta directiva entregamos un balance especial para ella, quien tendrá su propio proyecto o estrategia”, aseguró.

Sede ubicada en la delegación Benito Juárez. Foto: Especial
Sede ubicada en la delegación Benito Juárez. Foto: Especial

Destacó además la necesidad de garantizar recursos fiscales para promover el sector cultural en el país.

“El legado mismo del Fondo en sus 84 años ya marca una ruta de pendientes que tendrían que completar su presencia en México y el mundo; no me atrevo a decir qué se tendría que hacer, pero además de reforzar y asegurar los recursos fiscales para que siga cumpliendo su función diría incluso actualizar y ampliar en ese sentido”.

Considerar el uso de las nuevas tecnologías como Internet y las redes sociales para promover la lectura y explorar nuevas necesidades que vive el país fue otra de las consideraciones que realizó el también doctor en Comunicación.

Gráfico: La Razón de México

“Estar atenta a los nuevos requerimientos de los lectores; por fortuna Margo Glantz es una intelectual muy moderna que está siempre en las redes sociales, donde hay otra importantísima zona a explorar por las casas editoriales. Nosotros ya tenemos un concurso de Booktubers en la red, yo creo que ahí se abren muchísimas posibilidades para promover la lectura a través de las redes. Por ello considero que la nueva directora está en las mejores condiciones para ampliar ese campo, además de que estamos dejando en el Fondo una nueva infraestructura tecnológica para eso. En el campo editorial , cada administración sigue las grandes líneas de política editorial del Fondo, pero siempre con márgenes de innovación y actualización. El México de hoy no es el mismo que hace 30 años. No teníamos presente el problema de las zonas vulneradas por las bandas criminales, hay que responder a eso con nuevas estrategias de lectura y eso modificará las características de la institución.

“Yo creo que Margo Glantz tendrá muy bien puestas las antenas ante los requerimientos de los nuevos tiempos”, finalizó.

  • El Dato: La nueva librería en Aguascalientes, Patio José Guadalupe Posada, tendrá una capacidad máxima de 16 mil ejemplares, con cuatro mil títulos.