• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La representación chavista presume logros, ayer, en República Dominicana.

Los representantes del gobierno y de la oposición de Venezuela comenzarán consultas en Caracas acerca de los avances de la negociación que realizan en Santo Domingo y de un aspecto en el que aún no logran consenso, informó ayer el presidente dominicano, Danilo Medina.

El gobernante, quien ha fungido como mediador entre ambas partes, explicó que al término de tres días de discusiones “sólo queda un asunto pendiente”, pero se abstuvo de revelar detalles. Explicó que ese tema “debe ser discutido en Caracas”.

Ambas delegaciones discutirán en Venezuela los avances de la negociación, antes de volver a reunirse en Santo Domingo, el próximo lunes.

“Es un día para buenas noticias”, aseguró el ministro de Comunicación y jefe de la delegación del gobierno venezolano, Jorge Rodríguez.

  • El Dato: Ambas delegaciones discutirán en Venezuela los avances de la negociación, antes de volver a reunirse en Santo Domingo, el próximo lunes.

Delegados del gobierno y de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD)participan desde el lunes en la cancillería dominicana en la cuarta ronda de negociaciones en busca de un acuerdo que permita establecer condiciones para solucionar la crisis política y económica que atraviesa el país sudamericano.

Rodríguez había confiado la noche del martes que un acuerdo era inminente. “Hemos avanzado tanto que sólo faltan dos punticos” de uno de los seis grandes temas que conforman la agenda de negociación, aseguró, sin ofrecer detalles.

“La mesa del diálogo nos ha permitido alcanzar el día de hoy un preacuerdo entre las partes que permitió firmar un acta donde están contenidos ya los elementos de ese preacuerdo, elementos de entendimiento entre la derecha venezolana y la República Bolivariana de Venezuela”, afirmó Rodríguez.

Sin embargo, minutos después Julio Borges —representantes de la oposición en la negociación— aseguró que “hay avances en algunos temas, pero aún no hay ningún preacuerdo y mucho menos un acuerdo”.

Dos asesores del equipo negociador de la oposición difundieron ayer en sus respectivas cuentas de Twitter que no se llegó a un acuerdo. “Lamentablemente no hay acuerdo”, escribió el empresario Jorge Roig y agregó que la “intransigencia del gobierno en aspectos fundamentales intenta cerrar la vía electoral”.



Intentos de mediación

Esta es la cuarta vez que el gobierno intenta negociar con la disidencia.

  • En 2002, tras el golpe de Estado que mantuvo a Hugo Chávez fuera del poder por 72 horas, el gobierno instaló una mesa de diálogo con la oposición.
  • En 2014, después de las protestas que encendieron las calles venezolanas y llevaron al líder opositor, Leopoldo López, a la cárcel, Maduro se sentó con la disidencia.
  • En octubre de 2017, el Vaticano promovió una nueva tregua entre ambos sectores. La MUD pidió respeto a la independencia de la Asamblea Nacional y elecciones generales.


El abogado Juan Manuel Raffalli expresó en su cuenta de la red social que la oposición “no cedió” en la lucha por los derechos de los ciudadanos.

Los asesores emitieron sus mensajes sólo minutos después de que las delegaciones del gobierno y de la oposición empezaron la reunión del miércoles.

Ambas partes comenzaron en diciembre una negociación formal en Santo Domingo con la mediación del presidente dominicano y del expresidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, y la asistencia como observadores de representantes de Chile, Bolivia, Nicaragua y San Vigente y las Granadinas.

La oposición solicita elecciones libres y transparentes, la liberación de los presos políticos y la apertura de un canal humanitario para atender la escasez de alimentos y medicinas; mientras que el gobierno exige el reconocimiento de la Constituyente —dominada por el oficialismo— y el repudio a las sanciones económicas internacionales.

EU exhorta a Maduro a habilitar a la MUD

Washington exhortó al gobierno venezolano a que permita la participación de la coalición opositora en las próximas elecciones presidenciales, en una fecha acordada por ambas partes.

El gobierno estadounidense emitió su mensaje luego de que el presidente Nicolás Maduro denunciara en Caracas supuestas presiones del Departamento de Estado para boicotear el diálogo que celebran desde el lunes  autoridades y delegados de la oposición en la capital dominicana.

Según Maduro, Estados Unidos pretende sabotear el proceso electoral, luego de que la Asamblea Nacional Constituyente controlada por el oficialismo decidió la semana pasada adelantar los comicios presidenciales para antes de mayo. Washington se mostró a favor de un “diálogo genuino” entre las partes, según un mensaje difundido a través de Twitter por la embajada estadounidense en Caracas.

En el texto, Estados Unidos insistió en que el gobierno permita la participación de la opositora Mesa de la Unidad Democrática en los comicios.

Compartir