• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

Gloria “C” llegó al hospital asegurando que estaba a punto de abortar. Que su bebé de meses ya no se movía y que necesitaba con urgencia un legrado; sin embargo, apenas le tomaron una radiografía descubrieron que mentía.

La mujer se había introducido en la vagina alrededor de un kilo de mariguana en paquetes encintados, pero uno se rompió y eso era lo que la estaba afectando.

En la primera radiografía los médicos hallaron “objetos extraños” en el interior de su cuerpo, pero no sabían qué era. Cuando la intervinieron quirúrgicamente descubrieron el cargamento de droga que llevaba en su interior.

La hierba estaba “en greña”, es decir, aún tenía tierra y basura propia de su recién cosecha. Además, la cinta canela con la que la envolvieron se rompió.

De acuerdo con un reporte de la Fiscalía en Miguel Hidalgo de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad (PGJCDMX), todo se descubrió la tarde del domingo cuando la mujer de 37 años de edad llegó al Hospital Rubén Leñero.

Les dijo a los médicos que tenía fuertes dolores y que estaba perdiendo a su bebé. Los doctores la vieron y decidieron entonces que fuera trasladada al Hospital de La Mujer para una mejor atención.

Apenas entró a esta clínica de la delegación Miguel Hidalgo, les contó la misma historia a los galenos; sin embargo, cuando le tomaron una radiografía notaron que no era un bebé lo que tenía en su interior.

Gráfico: La Razón de México

Ante el grave estado de salud de la mujer, los médicos decidieron llevarla al área de urgencias y ahí la intervinieron quirúrgicamente. Fue así como encontraron la mariguana.

Estaba en pequeños bloques, aún tenía tierra, basura y fueron envueltos en cinta canela.

Todo eso fue colocado en una pequeña tina y entregado por la doctora Lourdes Yáñez al Ministerio Público. Las autoridades calcularon en un principio que era poco alrededor de un kilo del narcótico.

Aún con los síntomas de la anestesia, Gloria dijo ser habitante del municipio de Ixtapaluca, en el Estado de México, y contó que cuando empezó a sentirse mal buscó quién la ayudara.

Hasta ayer no había querido decir a quién le llevaba la droga, aunque las autoridades presumen que iba al Reclusorio Norte y que por algún motivo ya no pudo entrar a dejarla. Y es que el domingo es día de visita familiar en los penales de la Ciudad de México.

Ahora Gloria está hospitalizada. Agentes de la Policía de Investigación de la Procuraduría la vigilan. En cuanto se recupere será enviada a prisión, acusada de narcomenudeo.

  • El Dato: La droga decomisada se encontraba con tierra y basura, lo que indica que fue recientemente cosechada.
Compartir