• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Entrega la mayor eficiencia de combustible. Foto: Autocosmos

Alguna vez la EcoSport fue la creadora y líder indiscutible en el segmento de las SUV subcompactas.  Pero con la llegada de la nueva generación y nuevos competidores, pasó de la gloria al olvido en un santiamén.  Pues bien, Ford reivindica el camino y presenta el modelo 2018, que presume mejoras que prometen regresarle el protagonismo.

Entre las novedades del habitáculo se puede mencionar la piel bi-tono, la mejora en materiales, ensambles, el quemacocos eléctrico y la consola rediseñada. Por cierto, en materia de seguridad encontramos elementos como los frenos con ABS, anclaje para sillas infantiles ISOFIX, así como bolsas de aire frontales, laterales y tipo cortina.

Las variantes Impulse cuentan con una pantalla de 4.2”; las Trend de 6.5” (ambas con SYNC con Applink ), mientras que la Titanium equipa una de 8 pulgadas con SYNC 3 compatible con Apple CarPlay y AndroidAuto. Esta versión también incluye sistema de navegación satelital.  Dependiendo del acabado, los rines pueden ser de 16 o 17 pulgadas.

La EcoSport Titanium cuenta con alerta de exceso de velocidad, que emite un sonido para avisar al conductor que alcanzó los 120 km/h, es simplemente auditiva y no controla al vehículo, pero permite concientizar.

Mecánicamente, las variantes Impulse y Trend, acopladas con una caja manual de cinco velocidades, son impulsadas por un nuevo motor de tres cilindros de 1.5 litros, capaz de producir 121 Hp y 111 lb-pie de torque, ofreciendo un consumo de combustible de 17 km/l en el ciclo combinado.

Las versiones con una caja automática de seis velocidades con paletas de cambio al volante Trend y Titanium cuentan, con un motor de cuatro cilindros de 2.0 Litros con 164 Hp y 146 lb-pie de torque.

Compartir