FOTO: Soldados heridos en Vietnam se reúnen a 50 años de su rescate

Dallas Brown y  Tim Wintenburg dieron una entrevista por primera vez a cinco décadas de su rescate; ambos fueron heridos durante la Guerra de Vietnam

(Foto: AP)

A 50 años de ser inmortalizados en una imagen durante la Guerra de Vietnam dos soldado estadounidenses se juntaron para hablar de la foto, en la primera entrevista que dieron a la prensa.

Dallas Brown, a quien se ve tirado a causa del dolor, asegura que todavía puede sentir los proyectiles que le dispararon los norvietnamitas durante la emboscada a su batallón, mientras que Tim Wintenburg, quien es uno de los que ayuda a los heridos, resaltó al observar la fotografía  “cuando veo la foto ahora, me digo, ‘si sobreviví a eso, puedo sobrevivir a cualquier cosa’”.

  • El dato: La foto tomada el 1 de abril de 1968 fue postulada al Premio Pulitzer

Dicha imagen, que apareció en la portada del The New York Times, hizo ver al pueblo de Estados Unidos las condiciones de la guerra en dicho territorio debido a las muertes registradas durante este periodo.

En la fotografía se le ve en el suelo sufriendo por los impactos de bala mientras un compañero, el sargento Watson Baldwin, alza los brazos para llamar la atención de un helicóptero que sobrevuela la zona para llevarse a los heridos; de acuerdo con investigaciones Baldwin murió en 2005.

Minutos después, cuando amainaron los disparos, Brown y sus compañeros de batallón fueron inmortalizados con aquella imagen de Associated Press Art Greenspon.

(Foto: AP)

Uno de sus compañeros, identificado como Tim Wintenburg, resaltó al observar de nuevo la fotografía  “cuando veo la foto ahora, me digo, ‘si sobreviví a eso, puedo sobrevivir a cualquier cosa’”.

Brown tenía 18 años cuando aterrizó en Vietnam y recuerda que se sintió inspirado por la canción “La Balada” de los Boinas Verdes. Lo entusiasmaron con la fuerza aérea y los dos terminaron recibiendo instrucción en Fort Campbell, sede del batallón 101.

En la primavera de 1968, la unidad de Brown y Wintenburg incursionó en el peligroso valle A Shau en una misión de una semana de “búsqueda y destrucción”, o, en otras palabras, en la que no se tomaba prisioneros. Los tiroteos eran frecuentes.

Brown relató que estuvo a punto de morir ese día, estaba sentado en su mochila con su fusil M-16 cuando un combatiente enemigo apareció frente a él, pero alcanzó a reaccionar y lo mató, después disparó a un segundo soldado norvietnamita, pero no pudo con el tercero, y al huir una bala hirió a uno de sus compañeros, al que en la imagen está ayudando para salir de la zona de peligro.

En tanto, Wintenburg, que había perdido su casco, ayudó al soldado herido a llegar al sitio elevado donde iba a aterrizar el helicóptero.

Brown y Wintenburg pasaron un año en Vietnam y a su regreso sufrieron de ansiedad por años. Hoy, 50 años después, disfrutan la oportunidad de reunirse con viejos compañeros del 101.

 

srv