FOTOS: Pugs sacuden sus preocupaciones para foto navideña en la CDMX

Este sábado se llevo acabo la tercera reunión de los canes de esta raza en el Monumento a la Revolución; se tomaron la fotografía y arribaron a Bellas Artes

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
(Foto: Notimex)

Bajo un ambiente navideño, un particular grupo de perros raza pug acompañados por sus entusiastas familias este sábado se reunieron en el Monumento a la Revolución, en el tercer evento convocado por el Instituto Canino Electoral.

Los canes llegaron disfrazados a la Plaza de la República de acuerdo con la temporada navideña como de Santa Claus, o de duendes, incluso de super héroes como Superman y algunos rebeldes con chalecos de motociclistas, esto para tomarse la foto oficial de la reunión de pugs.

En ese sentido, la organizadora de la variopinta reunión, Lula Lozano, explicó que todo comenzó por Chester, un pug con problemas de socialización, por lo que buscaba que éste conviviera con otros perros.

Aseguró que en febrero se juntaron casi 800 “chatitos” como comúnmente se les conoce, mientras que en julio sumaron dos mil 500, y este sábado se esperaba el arribo de unos cinco mil.

“Es una raza muy peculiar, muy hermosa, este evento se hizo pensando en que todas las personas pasaran un momento con sus canes”, expuso.

Adelantó que en febrero de 2018 se realizará otro encuentro, pero con un enfoque de exposición y, aunque no tienen un lugar definido, explicó que la convocatoria será anunciada mediante su página en Facebook, Club Chatitos Ciudad de México.

Señaló que en esta edición se llevó a cabo previamente un concurso a través de las redes sociales, que consistía en el que los canes mejor disfrazados con motivos navideños ganarían premios como un recorrido en el Turipet, que es el primer turibus para perros y que será inaugurado el año próximo.

Media hora después de las 17:00 horas, y luego de algunos esfuerzos para mantener a los canes tranquilos para tomar la fotografía oficial, el peludo y chato contingente partió hacia el palacio de Bellas Artes.

Algunos iban agotados, por lo que descansaron aun con el descontento de sus dueños, otros tantos hacían sus necesidades fisiológicas a media calle, ante lo que sus dueños recogían los desechos en bolsas de plástico.

Algunos pugs cejaron en su intento para llegar al Palacio de Bellas Artes, debido a que este tipo de perros suele cansarse demasiado por la fisionomía de sus hocicos, otros tantos continuaron su tenaz tarea y sólo se escuchaba su peculiar respiración y un buen número de ladridos.

Durante el recorrido, los paseantes tomaban fotos de la curiosa marcha de los perros, hasta que el contingente llegó a citado lugar, en donde a pesar del cansancio de algunos de los canes, o de sus dueños, y poco después de una hora, se logró captar la fotografía del cierre de esta edición.

ae