Fracturas en los partidos políticos

LOS BAZUCAZOS DE UBALDO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Mañana concluye el largo proceso electoral para elegir el presidente de la República, un camino sinuoso y difícil para muchos políticos, los panistas divididos y a punto del colapso, por el agandalle del queretano  y el tricolor con un aspirante externo que nunca logró la identificación de las bases del tricolor.

Por eso se ven vientos de fractura en la partidocracia mexicana, los resultados electorales de mañana serán la clave para abrir la caja de Pandora de los nueve partidos políticos, coaligados en tres grupos, para hacerse del poder.

La unidad pende de alfileres en organizaciones como el PAN, PRI, PRD y PVEM, las diversas tribus afilan cuchillos para cortar las cabezas de quienes los llevaron a la derrota y, en algunos casos, a punto de la extinción.

Para empezar, anote a los perredistas dirigidos por Manuel Granados, a quienes el secretario de Operación Política, Vladimir Aguilar, ya les pronóstico la derrota en la Ciudad de México y a nivel nacional, al afirmar que: “El Frente fue diseñado para que Barrales y Anaya fueran candidatos, no para una propuesta política de cambio para México”.

Un botón de muestra, de lo que pasa en el sol azteca desde hace años, es cuando su fundador, Cuauhtémoc Cárdenas, advirtió sobre las pugnas internas entre las más de 20 tribus y la pérdida del rumbo en las preferencias electorales que los ubica en el cuarto lugar, con una gran deserción hacia Morena, que les arrebató la bandera de la izquierda mexicana.

Nadie escuchó que, con 29 años de existencia, el Partido de la Revolución Democrática, dejó de ser el fiel de la balanza en los procesos electorales. Los vaticinios de Cárdenas lanzados en 2014 se cumplieron: “Un partido en declive, en achicamiento, una perspectiva de voto reducido en 2018, con el riesgo de acercarnos a la condición de un partido que no sea útil a causa alguna y a nadie, sea una persona o sea un colectivo”. Ya veremos si el sol azteca se reinventa o se eclipsa. Y de último momento se con gran oportunismo lo abandonan la ex gobernadora de Zacatecas, Amalia García y la exdirectora de la Escuela Nacional de Economía de la UNAM, Ifigenia Martínez.

En el caso de Acción Nacional, las tribus cobran afrentas; desde ya, los autodenominados “rebeldes” Ernesto Cordero, Roberto Gil Zuarth, Salvador Vega Casillas y Jorge Lavalle, están a punto de ser expulsados del partido. Los gobernadores panistas están listos para tomar las riendas de su partido y no permitir más agandalles.

Damián Zepeda, dirigente nacional, advirtió “Que no anden con el escudo de que son panistas, son miembros del equipo del PRI. No representan al PAN, tienen proceso de expulsión, así va a ser”.

En su defensa, Jorge Luis Lavalle, acusó a sus líderes de ser “una dirigencia que quiere echar abajo la doctrina por la que muchos nos hicimos panistas… Este grupito de Anaya quiere expulsar a los que les son incómodos”. La rebelión está en marcha, doctrinarios y neopanista se disputan el control del partido y mandan al diablo sus principios humanistas y con ello la oportunidad de representar a la derecha mexicana.

+++

Dentro del PRI comienza a sonar ya el relevo de la dirigencia nacional tras el 1 de julio. Nos dicen que dos de los nombres más fuertes son el del gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, y el sonorense Manlio Fabio Beltrones. Cuentan los enterados que aunque Beltrones ya ocupó el cargo con anterioridad, los resultados que el tricolor pueda tener en Jalisco dejan casi fuera de la contienda a Aristóteles, además de que Beltrones es un interlocutor válido ante todas las fuerzas políticas y tuvo un excelente desempeño liderando a la bancada priista en 2009, cuando fueron oposición al gobierno de Calderón.

+++

La candidata del PRI a la Cámara de Senadores por la Ciudad de México, la periodista Beatriz Pagés, pidió a la dirigencia de su partido actuar con contundencia contra aquellos militantes que han traicionado la confianza ciudadana y utilizado el cargo para enriquecerse. Demandó que se investiguen ya, sin demora, las denuncias presentadas en contra de priistas encumbrados y se dicte sentencia en contra de ellos, si son culpables.

Que quede claro: ni la amplia militancia priísta, ni sus simpatizantes deben cargar con las culpas de otros. Hoy está en juego el destino de México. “Vamos a impedir que el país transite hacia un populismo demagógico autoritario”. El electorado tiene que saber que el PRI es un partido comprometido con la legalidad. NO con la corrupción, Destacó en un manifiesto a la Nación.

Ubaldo Díaz
Ubaldo Díaz

Latest posts by Ubaldo Díaz (see all)

Compartir