El Frente, a ver cuánto dura

QUEBRADERO

Apesar de que el PRD es parte integral del Frente Ciudadano por México, está a la vista que tiene que arreglar más de alguno de los temas e inquietudes que tienen las tribus.

El PRD presentó ayer ante el INE, junto con PAN y Movimiento Ciudadano (MC), su solicitud de registro y plataforma como alianza para participar en las elecciones del 2018, en lo que se ve venir como un camino nada fácil.

Uno de los suspirantes presidenciales, por cierto sin partido, pero muy cercano al PRD, Miguel Ángel Mancera, hizo saber que si hay dedazo “yo no voy”, en directa alusión a las especulaciones en el sentido de que está amarrado que Ricardo Anaya sea candidato a la Presidencia y Alejandra Barrales lo sea para la capital.

El problema central para el Frente está en su instrumentación y en las abiertas diferencias, las cuales no son ningún secreto entre las bases panistas y perredistas.

La presidenta del PRD, Alejandra Barrales, nos decía ayer que por ningún motivo el partido va a cambiar principios ni la visión social de país. Respecto a la suspensión del embarazo y matrimonio entre personas del mismo sexo, asuntos a los que el PAN se opone abiertamente, Barrales no le dio vueltas, nos dijo que el “PRD no va a dar un solo paso atrás”.

El gran riesgo para el PRD está en la forma en que reaccionen sus bases con las candidaturas. Si algunos no son tomados en cuenta seguramente dejarán el partido con algo de despecho y lo que podrían juzgar también como un acto de injusticia hacia la militancia en medio del “oportunismo”.

Otra parte de la ecuación es Morena, a donde podrían llegar despechados y quienes no fueran tomados en cuenta. Con los criterios tan singulares que tiene el partido igual les da que el motivo sea el despecho o que sea un acto de presumible injusticia.

La actual dirigencia del PRD quiere dejar todo planchado antes del 9 de diciembre, fecha en que Alejandra dejará la dirección del partido. El tiempo juega en contra no sólo por la selección de candidatos sino por el método para elegirlos. Ni PAN ni PRD ni MC van a ceder, es un asunto de poder y dinero.

Es un enigma lo que viene porque al interior de los partidos que integran el Frente hay muchas dudas y sobre todo inconformidades ideológicas. La clave entre los partidos será poder atemperar los ánimos y eso sólo lo podrán hacer con reglas claras, la certeza de que no se firma un cheque en blanco y que no se van a cambiar principios por una eventual victoria.

Lo importante es convencer a los militantes. ¿Cómo hacerles entender con diferencias tan claras entre los partidos? ¿Cómo hacerles entender cuando las experiencias hasta ahora en gobiernos de coalición no han sido satisfactorias?

¿Cómo hacer entender que la derecha se va a unir a la izquierda y la izquierda se va a unir a la derecha?

Es parte del reto, más allá de pensar en el PRI y esa obsesión que tienen que se llama López Obrador.

RESQUICIOS.

Así nos lo dijeron ayer:

• Venimos realizando desde abril de este año un boicot en contra de la empresa Driscoll´s en San Quintín, Baja California, porque no se han querido sentar a negociar con los representantes de los jornaleros que en ella trabajan. La empresa exporta sus productos —fresas, berrys y arándanos—, a 52 países.

• Se pagan muy bajos salarios a los jornaleros, 14 pesos la hora por más de 8 de trabajo, tiempo que les lleva armar las charolas con los productos que meten en una caja. Los dueños de la empresa en 2015 aseguraron que pagaban 10 dólares, lo cual se demostró que era absolutamente falso; no han querido firmar un contrato colectivo.

Entre los jornaleros hay menores de edad, se habla de cerca de 40. Hay explotación a menores y violencia contra las mujeres, lo que hemos logrado reducir con nuestro sindicato. Existen complicidades entre autoridades del estado y a nivel federal. No hay mejoría en las condiciones laborales ni salariales: Octavio Ángel López, dirigente Alianza Organizaciones San Quintín, Baja California.

Javier Solórzano Zinser
Javier Solórzano Zinser

Latest posts by Javier Solórzano Zinser (see all)